ovación

Para el canalla fue un punto de castigo

Central no supo cuidar la ventaja y la búsqueda de los santiagueños tuvo su premio con el golazo de Giménez.

Domingo 28 de Marzo de 2021

Dejó escurrir el triunfo como arena en el mar. Y fue por error propio. Por eso el empate terminó doliendo más. Un yerro cuando el campanazo final estaba a un tris de sonar hizo crujir la esperanza canalla en Arroyito. Central tenía la victoria en el bolsillo. Ganaba 2 a 1. Pero en la última acción de la noche, Central Córdoba le borró la sonrisa para decretar el 2 a 2. Al equipo del Kily González le sirve poco y nada la igualdad a esta altura del torneo porque quedó sin la chance de mezclarse en el pelotón de los verdaderos protagonistas. Restan seis fechas y por ahora la chance de clasificar sigue siendo una utopía.

Central continúa sin poder ser protagonista. Muestra falencias viejas y no resuelve cuestiones básicas, que siguen atentando contra la evolución. Anoche parecía que tenía casi todo listo para dejar Arroyito con el pecho inflado, pero terminó dejando el Gigante con la cabeza gacha. Falló en el momento menos deseado y esperado.

A lo largo del partido, Central intentó tomar las riendas. Vecchio volvió a deambular en soledad, más allá que el capitán tuvo un desempeño más que aceptable.

Claro que la primera acción seria de la contienda la protagonizó el lateral izquierdo Jonathan Bay, pasado el primer cuarto de hora. Central respondió a esa ofensiva seis minutos después con Damián Martínez. Luego el partido se tornó impreciso. Los dos se estudiaban más de lo que hacían. Ambos poblaron la retaguardia cuando el rival acechaba. Ninguno quería dar un paso en falso.

Pero antes de ir al descanso llegó la cuota de tranquilidad que buscaba Central. Bay bajó a Martínez tras un pase bárbaro de Avila y Echavarría no dudó en marcar penal. Ruben definió para desatar el festejo auriazul. Para el 9 representó además volver al gol tras un año, ya que el último grito lo había pegado el 16 de marzo de 2020 en este mismo estadio, pero ante Colón.

Central Córdoba salió a buscar el empate en el inicio del complemento. Y casi lo logra de no haber sido por la tapada de Broun a Rentería. No obstante, al instante Milton Giménez le ganó en carrera a Nicolás Ferreyra y sacó un centro que no llegó Avila a despejar, pero sí Sequeira para estampar el 1 a 1.

Central no se rindió y tuvo su recompensa. El Gato Avila la guapeó, sacó un misil desde afuera del área y el arquero del ferroviario dio un rebote corto. El que pescó el rechazo no fue Ruben sino Damián Martínez, quien le pegó un derechazo para establecer el 2 a 1.

Los minutos se fueron esfumando. No parecía peligrar el triunfo. Pero a los 50 minutos Patricio Cucchi perdió una pelota innecesariamente y obligó a Rabuñal a cometer falta. Milton Giménez la acomodó y terminó marcando un golazo de tiro libre y clavándole un puñal a la ilusión canalla. Un punto que resultó un castigo para sus aspiraciones.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS