Central

Para Central fue un punto y aparte

El equipo canalla tuvo altibajos y apenas logró un empate ante el también muletto de Godoy Cruz. Un resultado que no le permitió despegar de la medianía ni levantar cabeza en la Superliga.

Domingo 10 de Marzo de 2019

Mendoza, enviado especial.- Ambos representativos coincidieron en esta cita con muchos puntos en común. Los dos equipos estrenaron recientemente técnico. Están jugando Copa Libertadores. No pueden ganar en la Superliga. Y ayer pusieron un mix para afrontar el desafío. Se notó que están en pleno proceso de readaptación. Las propuestas ideológicas de uno y otro, en el plano teórico, indica que son ofensivas. Claro, a la hora de llevarlas a la práctica, las imprecisiones se viralizaron sin piedad en uno y otro campo. La resultante fue un pobre empate sin goles.

El Tomba llegó una vez en toda la primera mitad. Fue un bombazo que sacó Richard Prietto a poco de haber comenzado la acción en el despoblado Malvinas Argentinas y casi expuso a Ledesma. El arquero canalla tuvo cierta dificultad para desviar la pelota. Incluso dio un sorpresivo rebote que casi capitalizó Merentiel.

Central también tuvo una sola jugada donde casi le sacó jugo. El lateral izquierdo Facundo Rizzi combinó con Joaquín Pereyra, quien quiso asistir a Herrera de primera. Pero un defensor local privó al Chaqueño de entrarle a la bocha con toda la enjundia.

El partido luego entró en una especie de stand by. Ninguno avanzaba con determinación. Muchos yerros colectivos además. Ni las variantes de uno y otro bando lograron hacer entrar en eje al resto. Parecía estar predeterminado que el empate era inamovible, pese que a Godoy Cruz generó una linda chance a los 24' vía el ingresado Lucero con un tremendo cabezazo que hizo lucir a Ledesma. ¿Y el canalla? Avisó con un remate de Camacho de arranque y después corrió más que lo que pensó y jugó.

La propuesta de Paulo Ferrari es algo seductora. Intenta jugar respetando el balón y el orden general. También pretende inyectarle intensidad. Por momentos lo logra. En otros queda sin respuesta física para variar. Al menos se viene percibiendo una leve mejoría desde el empate con Belgrano en el Gigante.

Pero con las buenas intenciones no alcanza para obtener el urgido triunfo. El nuevo empate decretó que ya pasaron nuevas fechas de la Superliga desde la última victoria. Un trecho muy largo para un equipo que necesita nutrir el promedio y recuperar confianza. Así se torna inviable poder terminar la campaña de manera decorosa, por más que la Copa Libertadores tenga algo distraída por el momento a la masa de Arroyito.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});