Central

Ofensivamente incorrecto

El canalla generó poco y nada de peligro en el arco rival y mostró, además, muchas falencias en la última línea.

Jueves 14 de Marzo de 2019

Lo de Central en materia ofensiva fue por demás de light. No generó prácticamente nada. Fue una sombra. Se encontró con el gol cuando las campanas del final estaban aturdiendo a todo el barrio de Arroyito. Pero ese transitorio empate de Duván Vergara fue como un espejismo. El equipo canalla recibió al instante el golpe de gracia sin piedad de una Católica que con muy poco expuso las miserias que envuelve al equipo del Loncho Ferrari, que quedó virtualmente contra las cuerdas tras la derrota copera de anoche en suelo chileno. A eso hay que agregarle que cometió algunos yerros defensivos que fueron capitalizados por los cruzados.

La puesta en escena auriazul terminó siendo un fiasco. Con intentar correr un poco más que el rival no alcanza. Tampoco se disimulan las falencias colectivas. Central se midió contra un necesitado conjunto que también tiene sus complejidades. Aunque cedió de manera categórica. Careció de idea. También de juego. Y así le fue. Muy mal.

Cómo habrá sido de flojito lo del canalla que recién se acercó con real peligro al arco de Matías Dituro en el epílogo del complemento. Y así es imposible edificar un futuro esperanzador. Fue un cabezazo de Miguel Barbieri a los 82 minutos, pero la pelota se fue por encima del travesaño. Luego llegó el gol. A los 92' por una contra que supo aprovechar el ingresado Duván Vergara luego de una gran asistencia de Fito Rinaudo. Eso fue todo. Dos llegadas en 95 minutos. Dos llegadas en un partido de Copa Libertadores.

La estrategia falló. Sea desde lo ofensivo como defensivo. Central dejó una magra imagen en territorio trasandino. El único beneficiado fue la Universidad Católica, que venía de comerse una goleada en el estreno con Libertad en Paraguay, y anoche estaba obligado a no ceder para no alterar la paz interna.

El canalla se pegó la vuelta con las manos vacías. Masticando impotencia pese a ese flash de dulzura que tuvo cuando logró empardar mediante el colombiano. En parte fue la resultante de lo que mostró. Poco y nada en ofensiva. Y flaquezas en la última línea. Fue una noche negra, no hay dudas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});