Ovación

No bajan los brazos pese al coronavirus

Los jugadores Facundo Camafreita y José Vivas salen a ganarse el mango para poder sobrevivir en tiempo de cuarentena. La Primera D es amateur y sólo reciben un viático.

Jueves 09 de Abril de 2020

En el momento de la cuarentena para la Primera D, la última categoría de AFA, la situación es muy complicada para todos los planteles. La divisional es amateur, no hay contratos para jugar y los futbolistas sólo reciben un viático que oscila entre 4.000 y 8.000 pesos por mes. Y para los jugadores de Argentino no es la excepción. En el plantel de barrio Sarmiento la mayoría de los jugadores estudia, otros tienen emprendimientos con sus familias y sólo dos jugadores (Facundo Camafreita y José Vivas) salen a trabajar con sus respectivos repartos en tiempo de aislamiento nacional.

“La cuarentena la estoy llevando muy bien a pesar de que extraño mucho ir a entrenar y jugar los fines de semana. Estoy preocupado por cómo seguirá la situación con nuestra actividad en lo deportivo, ya que sino jugamos no cobramos un centavo. Todos saben que en la Primera D sólo recibimos un viático por partido. Es una suma fija que arreglamos cada jugador con el club en el arranque de cada temporada”, dijo Facundo Camafreita sobre la situación que está viviendo en este tiempo de pandemia.

Camafreita además de jugar al fútbol cuenta con otra salida laboral. “Tengo un reparto de panificación como otra entrada para la economía de mi familia. Por la medida impuesta por el gobierno nacional estoy saliendo dos días de 8 a 14. Normalmente trabajo de lunes a sábado para poder vivir dignamente, además en el reparto tengo otros productos para ofrecerle a mi clientela. El reparto cuenta con 50 negocios y hay que visitarlos semanalmente ”, señaló Facundo Camafreita.

Y con respecto a la rutina familiar, el delantero salaíto contó: “Seguimos con los trabajos que dispuso el cuerpo técnico para realizar en nuestros hogares en la parte física. Disfruto más tiempo a mi hija María Paz (dos años) y a mi pareja Florencia. Ella también trabaja habitualmente en horarios rotativos pero ahora debe quedarse en casa por la cuarentena”, confió el delantero salaíto.

Por su parte, a José Vivas la pandemia también le pegó duro y tiene que salir a trabajar para poder vivir. “Como todos saben es difícil vivir con lo que te pagan en la Primera D, pero hay que lucharla día a día. La categoría es amateur, otra no queda y ojalá que algún día los planteles tengan un reconocimiento por el sacrificio que hacemos todo el año. Hace 5 años que la vengo peleando para estar en primera división, actualmente estoy en el plantel y formé parte de los equipos que jugaron los últimos 10 partidos. Al igual que el resto de mis compañeros recibo un viático por partido y ese dinero es una ayuda para achicar los gastos personales que tenemos habitualmente”, señaló el hábil mediocampista ofensivo.

Vivas y Camafreita son los únicos del plantel que se ganan el peso saliendo a trabajar en tiempo de cuarentena. “Actualmente trabajo con mi cuñado, Matías Ducca, hacemos un reparto de frutas y verduras de 14 a 20. Ese ingreso me sirve para vivir con mi novia Mariana. Y con respecto a las medidas de seguridad , tomamos todas las precauciones cuando salimos a la calle. Somos muy responsables con el cuidado personal y de los clientes”, enfatizó Vivas.

Por último, el mediocampista que se inició en Sarratea y después pasó por Adiur, Trebolense, y el fútbol paraguayo dejó un mensaje bien claro sobre el presente que están atravesando muchos ciudadanos que salen a trabajar para sobrevivir. “Lamentablemente hay personas que tienen que salir a trabajar para ganarse un mango en este momento de cuarentena y no lo hacen de inconscientes sino por necesidad, por el momento que vive el país”, cerró Vivas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario