Newell's

Newell's y Heinze, la tarde del reencuentro en veredas opuestas

Los rojinegros visitan esta tarde al Vélez del Gringo, el DT que en el último receso sonó fuerte como candidato a llegar al Parque.

Sábado 24 de Agosto de 2019

Los enamorados vuelven a verse las caras. Newell’s y Gabriel Heinze esta tarde estarán nuevamente frente a frente en el gran partido de la cuarta fecha de la Superliga que protagonizarán los rojinegros y Vélez en el Amalfitani de Liniers. Y no será un reencuentro más entre el ídolo y su ex club. Porque justamente en el último receso, en el que el club del Parque estaba en búsqueda de un entrenador tras el final del ciclo de Héctor Bidoglio, fue precisamente el Gringo quién sonó como uno de los principales candidatos a asumir las riendas del primer equipo. Y claro que el pueblo leproso se abrazó de manera unánime a esa oportunidad de repatriarlo. Pero el tiempo se consumió, la gestión no avanzó, la dirigencia rojinegra actuó con cautela, no quiso poner al Gringo entre la espada y la pared mientras tenía contrato con Vélez y así se concretó finalmente la contratación de Frank Kudelka. Mientras que Heinze terminó renovando en el Fortín. Hoy los caminos vuelven a cruzarse, pero desde veredas opuestas. Con Newell’s que buscará ratificar su arranque sólido y efectivo, ante un equipo del Gringo que buscará lograr su primera victoria del certamen.

   Hoy será la primera vez que Newell’s y Heinze estén en la misma foto, tras el largo receso en el que la chance concreta de que el DT desembarque en el Parque fue una alternativa viable. Porque la continuidad del Gringo en Vélez no era segura y la urgencia leprosa por contratar a un DT que aglutinara a todo el mundo rojinegro lo ponían como el candidato natural a seducir, el lógico, el indiscutido.

El DT de Newell’s es Kudelka y hasta el momento está realizando un gran trabajo al frente del equipo, logrando solidez defensiva a partir de Alan Aguerre en el arco, con el sobrio desempeño de los zagueros Santiago Gentiletti y Cristian Lema, pasando por el equilibrio de Julián Fernández en el medio, con el talento de Mauro Formica y Maxi Rodríguez en tres cuartos y sacando el máximo rédito de la contundencia ofensiva de Lucas Albertengo y Alexis Rodríguez. Con estos argumentos la Lepra intentará conquistar el Fortín de Liniers, tras las dos auspiciosas victorias en el Coloso, ante Central Córdoba de Santiago del Estero y Unión.

   Pero es insoslayable recordar que antes de la contratación de Frank, el mundo Newell’s en el último receso estuvo en vilo ante la hipotética llegada del Gringo, un ídolo del Parque que podía ser el remedio para armar un equipo futbolísticamente noble para recomponer el promedio, tal como lo fue el del Tata Martino en 2012. Aunque esta opción no prosperó. La dirigencia respetó los tiempos del DT, que expresó no escuchar ninguna propuesta laboral hasta finalizar su vínculo con Vélez a mitad de año. Por eso hubo prudencia de parte de Newell’s para no hostigarlo y dejaron que defina su futuro con absoluta tranquilidad, a pesar de que el DT sabía de manera informal el deseo leproso de sumarlo a la causa de la salvación.

   Pero Heinze dilató la decisión sobre su futuro. Newell’s debía designar a un nuevo conductor que asuma el desafío cuanto antes para armar un equipo competitivo y además elija a los refuerzos de experiencia que eran indispensables para encarar la presente temporada. Entonces, tanto la comisión directiva como el director deportivo Sebastián Peratta optaron por cerrar la llegada de Frank Kudelka, que por ahora asoma como una determinación más que acertada. Y Heinze finalmente optó por seguir en Vélez, que justamente hoy es el adversario rojinegro, en un partido que promete emociones, vértigo y buen fútbol, en base a la ideología que pregonan ambos entrenadores.

   Heinze surgió en el Parque y tras el debut en primera emigró al fútbol del Viejo Continente y además fue integrante de la selección argentina. Y en el tramo final de su carrera como jugador regresó el club de sus amores para sumarse al sobresaliente equipo del Tata y ser campeón en 2013. Hoy es un distinguido rival de turno, jamás será un enemigo leproso. Y está clarísimo que siempre tendrá las puertas abiertas de par en par en su casa: el Parque.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario