Ovación

Newell's, un desahogo que tuvo toda la fuerza de un rayo

Newell's logró un triunfo terapéutico ante Tigre para apuntalar la gestión de De Felippe. Abrió la cuenta Fontanini y clavó el segundo Fértoli desde lejos. La Lepra se puso de pie

Domingo 21 de Octubre de 2018

Hay partidos que son bisagras para el futuro de los procesos fubolísticos. Y anoche en la previa hasta el hincha más optimista y el que más banca a Omar De Felippe sabía en su fuero íntimo que una derrota en el Coloso a manos de Tigre podía desencadenar la interrupción de la gestión del actual cuerpo técnico. Hasta el mismo DT había dicho que el cotejo ante los de Victoria era una "verdadera final". Por ello el triunfo inapelable que logró Newell's por 2 a 0 ante el Matador tuvo un efecto revitalizante desde el punto de vista futbolístico, anímico y matemático. Se logró con garra, corazón y destellos de buen fútbol. Fue una enorme prueba de carácter para frenar la incertidumbre y los cuestionamientos crecientes. La Lepra se puso de pie. Lo que se dice un resultado terapéutico.

   Fue una semana agitada en el universo leproso. El martes ocurrió la visita intimidatoria de algunos hinchas al predio de Bella Vista para reclamarles a los jugadores en la cara que debían reaccionar urgente y por sobre todo salir airosos del clásico que se viene el primer día de noviembre. Un hecho lamentable de tensión extrema, que no deja de ser común en el fútbol argentino. Por eso ayer la parada no era sencilla para don Omar y sus muchachos. Había mucho en juego. Más que tres puntos. Pero el equipo leproso resistió a pie firme y se abrazó a la victoria con la pasión con que lo harán todas las madres hoy en su día con sus hijos. Por eso se podría decir que fue una victoria parida desde el orgullo y la necesidad de reivindicación.

   También fue una previa especial, porque De Felippe sacó del equipo y hasta de la nómina de concentrados a dos experimentados como Víctor Figueroa y Juan Ignacio Sills. No le tembló el pulso para buscar respuestas en otros jugadores y la apuesta le salió bárbara al DT. Porque metió cuatro cambios y todos cumplieron con creces (ver aparte). Claro que el ingreso desde el minuto inicial de Mauro Formica les dio a los rojinegros un salto de calidad en los metros finales de la cancha. También fueron más que auspiciosos los aportes del ayer prolijo Braian Rivero, el movedizo Luis Leal y el seguro Facundo Nadalín.

   La virtud de Newell's anoche fue saber armar la victoria de menor a mayor. No se desesperó ni se desordenó en pos de enfocarse en el arco de enfrente. Trató de ser prolijo con la pelota y allí aportó soluciones el nuevo doble cinco Bernardello-Rivero, que con el paso de los minutos fue ganando consistencia hasta imponerse en la batalla del círculo central. También es para destacar la firmeza de Fabricio Fontanini y la buena opción de salida que ofreció Mariano Bíttolo por la izquierda.

   Por cómo se elevó fue impecable el cabezazo de Fontanini en la etapa inicial para complicarle la vida a Augusto Batalla en la apertura del marcador, aunque está claro que el zaguero contó con la complicidad de un pique caprichoso que terminó mandando la pelota del otro lado de la línea de sentencia. Y, en el complemento, el Rayo Fértoli iluminó el Coloso con un golazo impresionante producto de un remate que se colgó del ángulo izquierdo del arco visitante.

   Newell's ganó bien. Tuvo el carácter y el juego necesarios para imponerse al rival. Y también la entereza para no paralizarse ante el momento tenso que vivió el grupo con algunos hinchas que ingresaron al entrenamiento y se pasaron de la raya a la hora de manifestar su apoyo.

   Claro que los cánticos para ganar el clásico salieron a relucir desde la tribuna cuando la victoria ya estaba consumada. El pitazo final de Andrés Merlos encontró a los jugadores rojinegros abrazados en la mitad de la cancha. Y a De Felippe caminando a paso firme hacia la boca de túnel. Fue una prueba superada para todos. Por eso la tranquilidad del deber cumplido que transmitió la última foto de la noche del Parque.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});