Ovación

Newell's repite el examen mañana ante Talleres con otra partitura

El conjunto rojinegro cambió sobre la marcha del torneo por un fútbol más vertical y así le jugará mañana al elenco cordobés, que con ese estilo lo derrotó en el debut. La intensidad será un factor decisivo.

Sábado 21 de Noviembre de 2020

La enseñanza que le dejó a Newell’s la derrota del debut frente a Talleres la aprendió tras reprobar el siguiente examen, contra Boca. Desde ese instante movió algunas piezas, de nombres y de posiciones, para tener un juego más directo y vertical. Pese a resignar la posesión, superó con amplitud a Lanús por 4 a 2. Mañana es el turno de una nueva prueba, y le tomará lección el mismo que Talleres que lo bochó al principio. Llegó la hora de que la lepra muestre que sabe qué hacer para sacar un aprobado.

Kudelka cambió para el partido ante Lanús, sin resignar el espíritu ofensivo. “Debíamos ser más verticales que poseedores”, planteó. Fue la primera vez en el torneo que la pelota pasó mayor tiempo por los pies del rival. Sin embargo, la lepra ganó. No fue necesario un mayor control del balón (tuvo un 35,5 por ciento de posesión), sino un mejor uso. Talleres sabe exactamente de qué se trata eso. En sus tres encuentros, la posesión pasó por sus adversarios. Y así y todo, está invicto y es líder de la zona 4 .

Newell’s se volverá a encontrar con Talleres tres semanas después del partido jugado en Córdoba. De nada le sirvió ese día al conjunto rojinegro tener en un mayor porcentaje el dominio de la pelota (55,3 por ciento contra 44,7). Es que careció de profundidad, aceleración y pases en la zona de gestación.

Copa Liga Profesional | Fecha 1 | resumen de Talleres - Newell's

A Talleres no lo puso incómodo no tenerla. Presionó para achicarle espacios a Newell’s y así recuperarla y despegarse rápido en ataque por los costados. Dispuso de libertades para moverse en ofensiva, en especial sobre el sector izquierdo del equipo rojinegro, donde el lateral Tenaglia y el volante Valoyes, no encontraron oposición con Aníbal Moreno. No fue casualidad que ambos anotaran dos de los tres goles del elenco cordobés.

Moreno.jpg
Moreno disputa la pelota en el aire con Komar.

Moreno disputa la pelota en el aire con Komar.

Por el otro costado, Pablo Pérez tampoco rindió. No está en condiciones de correr todo el tiempo por el costado, desdoblándose en defensa y ataque. El juvenil volante Lautaro Guzmán, hoy relegado al banco de Talleres, se desplazó por la banda sin mucha resistencia.

Ante la falta de colaboración en el medio, los marcadores laterales Angelo Gabrielli y Mariano Bíttolo quedaron solos para defender, más allá de que también cometieron errores.

Newell’s sufrió el despliegue de Talleres. Quedó impotente frente a un conjunto que le cerró los caminos y lo fue demoliéndolo de a poco. Los dirigidos por Alexander Medina son pacientes y siempre tienen resto. Una muestra de cómo planifica el juego es que todos sus goles los convirtió en el segundo tiempo: Newell’s (3-1), Lanús (1-1) y Boca (1-0).

Luego de la apertura del torneo, Kudelka se tomó un partido más para insistir con los mismos futbolistas y el mismo esquema. Y ante Boca, la lepra anduvo mejor de a ratos en el toque y la circulación, pero le faltó el pase final y la gambeta. Fue una versión algo mejorada, aunque en líneas generales se pareció al del debut. Otra vez la posesión le perteneció (58,4 por ciento contra un 41,6), y nuevamente no le fue productivo. El vértigo del xeneize fue letal. Una remake del que le impuso Talleres.

>> Leer más: Gentiletti o Guanini es la incógnita

El nuevo traspié no admitió otra cosa que un cambio. Kudelka reforzó los costados, para ser profundo y vertical por ambos laterales, además de tener velocidad para el retroceso. Retrocedió a Palacios sobre la derecha e incluyó de titular a Panchito González en la izquierda. Ambos terminaron siendo figuras ante Lanús. Palacios incluso anotó un gol.

Además, ante la falta de Julián Fernández, que contrajo Covid-19, el DT corrió al medio a Pablo Pérez, aprovechando su panorama y oficio para la marca, evitando que tenga que ir y venir por la franja derecha. Y ubicó a Aníbal Moreno de doble cinco, para que ayude en la contención y pueda despegarse hacia el ataque. como en el gol de Palacios, corriendo de un campo al otro.

 “Estoy más suelto de doble cinco, con más libertad. Es la posición en la que más cómodo me siento”. La frase del mediocampista es de una charla con Ovación de agosto de 2019. Por la manera en que jugó ante Lanús, es evidente que le cae mejor que perseguir rivales por el lateral.

Newell’s modificó el 4-3-1-2 del primer partido por el 4-4-2. Talleres también varió el 4-2-3-1 de ese día por el actual 4-2-2-2. Lo que no alteró es la idea de juego. La lepra sí lo hizo, y entendió que jugar sin intensidad es un riesgo enorme. Mañana rendirá la material que desaprobó en el debut. Ya sabe cómo hacer para aprobar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS