Ovación

Newell's: "La Libertadores es una obsesión", le confesó a Ovación Guillermo Lorente

El día llegó y en Newell's hay una gran expectativa con el sorteo de la Copa Libertadores 2013 de hoy, a las 11, que se realizará en la sede de la Conmebol en estas tierras paraguayas. Uno de los...

Viernes 21 de Diciembre de 2012

El día llegó y en Newell's hay una gran expectativa con el sorteo de la Copa Libertadores 2013 de hoy, a las 11, que se realizará en la sede de la Conmebol en estas tierras paraguayas. Uno de los más ansiosos es el presidente Guillermo Lorente, quien arribó a Asunción acompañado por el secretario, Pablo Morosano, ayer a la madrugada en el mismo vuelo de Ovación. En un traslado aéreo para nada sencillo por la intensa tormenta que causó serios inconvenientes en los rosarinos y otras localidades. "La Copa es una obsesión. Y es un orgullo para el club jugarla", dijo el titular leproso en la larga y distendida charla que mantuvo mano a mano con este diario.

La jornada de martes fue intensa para Lorente porque primero participó de la reunión del comité ejecutivo en la AFA y después llegó con los minutos contados a Ezeiza, un traslado que no fue fácil por las complicaciones climáticas. Claro que la lluvia después demoró el vuelo y pudo distenderse para contar sus sensaciones y tocar varios temas. "En 2010 veía con envidia a los representantes de otros clubes que viajaban al sorteo. Ahora nos toca estar presentes y es un acto importante para la vida de Newell's. Es imprescindible estar, más allá de que no se puede cambiar el destino del sorteo, ja", expresó con cierta emoción.

—Todos estudian las posibilidades en el armado de los grupos y desean estar con tal equipo y evitar a otro "x". ¿Vos también?

—La verdad que sí. Igualmente yo tengo una obsesión con el puntaje y el promedio. Veo valioso hacer una buena campaña en el torneo de AFA. Esto es como dice la canción, "la Copa es una obsesión". Lo que deseamos es que nos toque jugar en lugares cercanos para evitar largos viajes y tener compromisos pesados con respecto a las fechas. Porque habrá Copa Argentina y torneo local. En el comité se trató este tema y hubo un recordatorio a los clubes que van a la Copa, que se jugará martes, miércoles y jueves. Y se aceptaron los horarios y las fechas que imponga la AFA. Esto es un orgullo y hay una decisión de jugarla. Si uno no quisiera tener problemas de calendario debería desistir de disputar la Libertadores. Esto lo digo para que la gente se preparé en que en determinados momentos Newell's tendrá que jugar tres veces y habrá una sensación de que a otros clubes no les pasará eso y a nosotros sí. Hay que sacar muchos puntos en el campeonato para quedarnos tranquilos y en la Copa darle para adelante en lo que se pueda.

—Con este ingreso se percibe un entusiasmo muy importante. ¿Lo notás?

—Sí, porque Newell's sintió mucho el mal año que generó esta situación conflictiva con el promedio. Lo que la gente valora es la recuperación importante en el puntaje, algo que llevó a la clasificación a uno de los torneos más importantes del mundo y que genera orgullo y alegría. A lo mejor más que en 2010, donde se entró en repechaje.

—Te cambio un poco de tema. La campaña fue altamente positiva porque se cumplió con el objetivo de sumar puntos, pero a la vez hubo cierta desazón -incluso de Martino, que lo dijo públicamente- por la chance que se escapó de quedarse con el título. ¿Cómo lo viviste?

—No hablé mucho durante el año por un compromiso asumido con el técnico. Nadie se puede olvidar esa frase que dice "hablar poco y trabajar mucho". Bajo ese estilo lo hicimos y las veces que tuve la chance de opinar siempre pedí 32 puntos. Y no llegábamos, lo hicimos en el final y tuvimos dos excelentes campañas. Eso me da tranquilidad. Me tenía mal y vislumbraba una situación similar a Banfield e Independiente. No es loco lo que digo. Banfield nos ganó el torneo en 2009 y hoy está en el ascenso. Independiente arrancó con nosotros y le sacamos muchos puntos. El habernos alejado de la zona de peligro es lo importante. Newell's empezó a levantar, jurídicamente está empezando a ver las cosas buenas y no podría soportar un problema de promedios. No debía entrar en la cabeza de nadie. La dirigencia, jugadores y cuerpo técnico estuvieron metidos en eso y por decantación apareció una situación importante que nos ilusionó con el torneo. Hoy nos tiene en la Copa. Si logramos mantener el criterio, económicamente la Libertadores puede ser redituable. Pero no hay que volverse locos.

—Todo lo vivido últimamente hace que muchos quieran sumarse a la ola de regresos.

—Esto es una de las cosas que admiran muchos. Desde el presidente de la AFA para abajo sostienen que el gran logro de esta gestión está materializado por la vuelta de gente como Bernardi y Mateo, que fueron los primeros. Y después Maxi Rodríguez, Martino, Scocco, Heinze. Hoy pasa esto con Guiñazú, que ve en forma concreta que puede suspender su contrato con Inter. Es una gestión que hace él porque quiere jugar en Newell's. Esto es valioso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario