ovacion

Newell's: en estación Lanús empieza la nueva era

La primera prueba poselectoral de Newell's será enseguida: esta tarde necesita encarrilarse en la casa del encumbrado granate.

Lunes 20 de Septiembre de 2021

No hubo nada más importante en el mundo Newell’s este domingo que las elecciones presidenciales. A partir de hoy, más exactamente desde las 15.45, todo el interés de los hinchas leprosos estará puesto en lo que haga el equipo de Fernando Gamboa en la casa del ahora escolta Lanús, pero que inició la fecha como líder. Un partido de aquellos, el primero de una nueva era en el Parque pero que trae las urgencias viejas, las de la necesidad de empezar a revertir un ciclo que se inició promisorio pero que viene a los tumbos. Pavada de rival le tocó, pero acaso sea el más conveniente para dar ese salto.

Este Newell’s del Negro Gamboa empezó encendido el campeonato, con una propuesta audaz y saludable pero que pronto encontró límites que aún no puede superar. Un equipo que comete errores defensivos, que no ajusta marcas en el medio y que sufre. Invariablemente, sufre. Por eso no puede gozar de los buenos momentos, por eso se está acostumbrando inclusive a correr de atrás los partidos y le hacen pagar un alto costo esos huecos que invariablemente deja.

Newell’s no encuentra entonces el equilibrio, por momentos no se da lugar para la pausa que a veces siempre es tan necesaria. Le imprime vértigo a sus ataques, pretende ser voraz pero no sólo no lo logra con la asiduidad necesaria como para justificar plenamente la propuesta, sino que los golpes le meten dudas indefectiblemente. Como hizo un River bien terrenal, que después de encontrar el segundo gol lo goleó sin piedad, por una diferencia que nada tuvo que ver con las intenciones pero sí con esas carencias.

El equipo rojinegro pasó de la mezquindad de Burgos a la audacia de Gamboa sin escalas y acaso se va pareciendo a aquel de Kudelka que pregonaba parecido al Negro. El técnico viene interpretando la necesidad de no abroquelarse en la propuesta, de pulirla. Por eso ante Colón y River incluyó un doble cinco que funcionó aceptablemente mientras Pablo Pérez estuvo en cancha. Pero el esfuerzo a PP8 le pasó factura, debió parar de nuevo por una lesión muscular y todo hace pensar que se mantendrá el esquema, con la nueva chance a Juan Sforza para ocupar ese lugar junto a Julián Fernández, que en la última cita pareció ir recuperando ritmo.

Con vaivenes Maximiliano Comba y, sobre todo, Ramiro Sordo (aún Jonatan Cristaldo no estaría para reemplazarlo), lo mejor de este campeonato en Newell’s pasó por el crecimiento de Nicolás Castro y la recuperación de Ignacio Scocco. En ellos se apoya fundamentalmente la esperanza rojinegra de que hoy podrá dar un batacazo en la fecha. Los últimos antecedentes en La Fortaleza lo favorecen, el presente es lo único que cuenta.

Se inició una nueva era institucional en Newell’s. Esta tarde puede dar el puntapié inicial a una nueva en lo futbolístico.

ffgfgfg.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario