Newell's

Messi renovó la ilusión de todo el pueblo leproso

La Pulga manifestó que le "gustaría jugar en Newell's, aunque sean seis meses o unos partidos", y los hinchas reforzaron el sueño de verlo con la rojinegra.

Martes 29 de Mayo de 2018

Lionel Messi habló y el hincha leproso quedó conmovido. "Me gustaría jugar en Newell's aunque sean seis meses o unos partidos", manifestó la Pulga, renovando la ilusión de verlo algún día con la camiseta rojinegra. Es habitual que el crack exprese lo que siente por la Lepra. Jamás olvida al club donde se formó. Pese a los millones que gana en el fútbol europeo, siempre tiene presente la posibilidad de vestir los colores rojinegros por un tiempo, aunque sea breve. El simpatizante lo idolatra, se satisface con cada palabra que pronuncia o gesto que tiene referido a Newell's. Y espera, con expectativa, que lo expresado por el genial futbolista no quede en un deseo.

Siendo un adolescente, Maradona expresó para la televisión que su "primer sueño es jugar en el Mundial". La trayectoria de Pelusa excedió ese anhelo. Sin tantas pretensiones, la hinchada rojinegra espera que se cumpla el sueño de Messi de chiquito de "jugar en el Coloso", según dijo en una entrevista que le realizó el periodista Sebastián Vignolo para el programa "Pasión por el fútbol", de Fox Sports.

La charla se enfocó en el Mundial de Rusia, hasta que sobre el final de la entrevista habló del tema que le interesa a todo el pueblo leproso. "Cada vez tengo más claro que en Europa mi único lugar va a ser Barcelona. Después siempre dije que tengo las ganas de poder jugar algún día en el fútbol argentino, que no se si se dará o no, pero lo tengo en mente", dijo la Pulga. Seguramente, a partir de ese instante cada televidente rojinegro prestó atención para escuchar lo que tanto añora.

Ante la consulta si el único equipo en el que jugaría en la Argentina es Newell's, el rosarino respondió con un determinante "sí". No sorprendió. Tampoco se esperaba que dijera otra cosa. Pero la reafirmación de lo que piensa llena de orgullo y satisfacción a todos los que están identificados con la entidad del Parque. Alcanza con incursionar en las redes sociales para comprobar la satisfacción del hincha de que el futbolista más importante del planeta resalte su sentido de pertenencia rojinegro.

"Me gustaría poder vivir eso, jugar en Newell's aunque sean seis meses o unos partidos, lo que sea", declaró Messi y la frase se replicó. Si bien es una expresión, no suena tan descabellada. Ya no se trata de las especulaciones acerca de que finalizaría su carrera en la Lepra, algo que aparenta ser complejo. Esto que dijo ayer es por un período más breve, un breve lapso en su carrera. Suena más factible, aunque el propio futbolista siempre abre un paréntesis y no es tajante sobre su futuro. "Uno nunca sabe que lo va a pasar", manifestó.

En estos años siempre se habló de esta chance. A partir del proyecto de construcción de la tribuna alta del Palomar, desde el club del Parque se dijo que era necesario "un estadio nuevo" para el momento que Messi regrese al club, donde pasó por las inferiores entre 1994 y 1999. Lo de la refacción no se concretó, pero tampoco parece ser un impedimento para que Messi vuelva si así lo quiere. El afecto supera cualquier cuestión edilicia. La Pulga se divierte jugando al fútbol, el espíritu amateur adentro de una cancha se mantiene intacto, pese al dinero que se mueve a su alrededor. Y Newell's es un sentimiento que excede cualquier otra cuestión.

Las palabras del rosarino endulzaron a los hinchas. Es el mismo goce que sienten con cada acción relacionada a la Lepra. Si uno de sus hijos tiene puesta una casaca rojinegra o si la Pulga lleva un termo con el escudo del club, el simpatizante se ufana de que Messi recuerda en todo momento que es parte de Newell's.

Son esos colores los que aprendió a querer siendo un niño, o mirando al equipo como un espectador más. "Yo iba a la cancha con 12 o 13 años. O volvía de Barcelona e iba a la cancha. Cuando era chiquito y jugaba en Newell's mi sueño era jugar en el Coloso. Iba a la cancha con mi viejo, con mis hermanos, con mis amigos y soñaba con poder jugar ahí. Después, por circunstancias de la vida, me fui para otro lado. Pero me quedó la espinita de jugar en cancha de Newell's", manifestó.

Es una espina clavada que quizás se saque en alguna ocasión. Si eso ocurre, el regocigo del fanático rojinegro será completo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});