Ovación

Los hinchas de Independiente provocaron destrozos, dentro y fuera del estadio

Los irascibles hinchas rojos devastaron la tribuna visitante primero y el “barrio chino” de Belgrano después.

Domingo 09 de Junio de 2013

Independiente cayó hoy por 2 a 1 con River en el estadio Monumental y los peores presagios en materia de incidentes se cumplieron, dentro y fuera del estadio, con destrozos surtidos. Los irascibles hinchas rojos devastaron la tribuna visitante primero y el “barrio chino” de Belgrano después.

De esta manera, la décimoseptima fecha del Torneo de Fútbol Final, estuvo caracterizada por la violencia, con incidentes en Vélez-All Boys y River-Independiente, lo que abre un interrogante acerca de la forma en que se disputará la próxima.

Racing-Boca jugaban esta noche sin público visitante solo por la sospecha de que pudiese aparecer gente de Rafael Di Zeo, quien contaría con 800 entradas, lo que desataría seguramente una gresca interna por la presencia de aquellos que responden al encarcelado Mauro Martín, actual jefe de la barra brava xeneixe.

En medio de la problemática aparece el debate desatado desde la oposición al Gobierno Nacional, que cuestiona el fútbol en horario nocturno, por lo menos en el ámbito capitalino.

Por ese motivo se adelantó River-Independiente, no se observó que Vélez-All Boys es actualmente un clásico barrial porque las hinchadas hace años se enemistaron y para colmo, se programó San Lorenzo-Argentinos Juniors para mañana a las 21:15.

Este domingo en el Monumental, exaltados de Independiente rompieron una alambrada, saltaron a un “techo” de la bandeja alta, brincaron, corrieron por ese sector con la agilidad de liebres y desafiaron a sus adversarios, lógicamente sin poder enfrentarse con ellos.

Allí también, saltaron con agilidad de equilibristas unos parantes de hierro para ir de una punta a la otra y arrojaron butacas plásticas a los plateístas que se cubrían de todo en el sector bajo, arrinconados en el fondo. Esa postal se vio decenas de veces en el Monumental y fue protagonizada por diferentes parcialidades, en especial por “El Jugador Número Doce”, de Boca Juniors.

El sábado, Vélez-All Boys terminó en un infierno de gases lacrimógenos, público visitante a punto de invadir el campo de juego e intentos de encontrarse de las dos parcialidades. Palos y carteles improvisados como “misiles” y/o garrotes, fueron las armas de los exaltados, en tanto que los bomberos estuvieron a punto de bañar a los visitantes. El partido se suspendió a los 27 minutos del primer tiempo cuando iba 0 a 0.

En la víspera, el reportero gráfico de Diario Popular Guillermo Viana, fue asaltado a punta de pistola cuando se retiraba del estadio de Platense, después de que el equipo de Vicente López fuera eliminado por Brown de Adrogué de la lucha por el ascenso de Primera B Metropolitana a Primera B Nacional.

Este domingo, durante la desconcentración del público de Independiente, el denominado “barrio chino” de Belgrano, sufrió la ira de esa gente contrariada por un resultado deportivo.

Alguna razón les indica a ciertos fanáticos que el desencanto deportivo es credencial para romper y robar, por lo que saquearon comercios, rompieron vidrios de negocios y hasta dañaron automóviles.

Las familias que paseaban por el lugar tuvieron que refugiarse como pudieron y una señora que atiende un kiosko de la zona, dijo que no estaba asombrada porque eso sucede siempre que hay partido en cercanías de la estación Belgrano C, del ferrocarril Mitre ramal Tigre.

Todo hace suponer que All Boys e Independiente sufrirían sanciones, al menos de jugar sin público en próximas presentaciones. San Lorenzo-Argentinos presenta algún “nubarrón” puesto que el conjunto de Paternal mandó al descenso al de Boedo y sus hinchas lo recuerdan en cada enfrentamiento.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario