Ovación

Las Leonas festejaron, Los Leones sufrieron

Las chicas vencieron a Australia en los penales y se llevaron un punto bonus que las dejó más cerca de las semifinales de la Pro League. Los chicos padecieron al rival y perdieron.

Domingo 05 de Mayo de 2019

La despedida de Leonas y Leones de Buenos Aires dejó sabores diferentes en el paladar de los seleccionados. Las chicas vencieron a Australia por penales 3 a 1 tras igualar 1 a 1, se llevaron punto bonus y están cada vez más cerca de las semifinales de Amsterdam, a fines de junio. Los chicos no pudieron contra los kookaburras y cayeron 2 a 1, lo que los dejó más lejos de esa llave que definirá al campeón de la Pro League 2019, en su primera edición, otorgando además al primer pasaje a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Con las tribunas del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard) casi colmado, en el barrio porteño de Núñez, se dio así la última presentación de los seleccionados argentinos en casa. Los objetivos que restan son todos afuera.

En primer turno, Las Leonas se impusieron a Australia en un partido que no mostró la mejor versión de ninguno de los dos equipos y que por momentos hasta rozó lo denso. Carlos Retegui mandó a la cancha un 4-4-2 para contrarrestar la presión de las hockeyroos y Argentina pocas veces se encendió. Encima, debió remar de atrás. A los 2', en lo que ya era el segundo córner corto, Maddy Fitzpatrick burló la resistencia de Florencia Mutio en el arco y facturó. La ex arquera de Plaza no terminó de sacar un envío potente y a media altura y la visita arrancó ganando "desde el vestuario".

Carla Rebecchi, Eugenia Trinchinetti y Julieta Jankunas fueron las más incisivas del equipo argentino. Cuando la bocha logró pasar el mediocampo con cierta simpleza fueron las delanteras (en el dibujo táctico con Eugenia algo más atrás) las que más propusieron. Al final del primer cuarto Rebecchi arrastró un córner corto que Rachael Lynch despejó con los mejores reflejos.

En el segundo cuarto Silvina D'Elía logró la igualdad con una pegada de corto que se desvió en un palo australiano. Festejo para la mendocina que está de vuelta y dándole un aporte fundamental al equipo en la defensa y desde el fijo. En contraposición al crecimiento leve de Las Leonas, Mutio se fortalecía en el arco sacando los tiros de córner corto de Australia. Buenas ejecuciones, buenas respuestas de la paranaense.

Entre el tercero y el último cuarto se vio lo mejor de Las Leonas, pese a que nunca el partido mostró un dominio absoluto de su parte. Al tiempo que intentaban encontrarse con la victoria crecía la euforia de la gente, ávida de verlas llevarse los tres puntos. Y ahí, mientras oscurecía en la helada tarde de Buenos Aires, seguían creciendo Rebecchi, Trinchinetti y Jankunas, las tres saboreando el gol. Jankunas, la cordobesa de la sonrisa eterna, fue quien más cerca estuvo. Entrando como pleno 9 y muy cerquita de conectar y con esos bombazos de revés que la caracterizan en su andar. Pero no pudo Argentina ni ante las jugadas más claras y por ello hubo muerte súbita, penales.

Para la definición Retegui cambió a Mutio por Cristina Cosentino y la arquera que llegó del banco se hizo figura, atajando tres de cuatro penales australianos... de Australia. Para Las Leonas marraron Agostina Alonso y Lucina von der Heyde. Marcaron D'Elía, Rebecchi y celebró Jankunas, la mejor de la cancha y la cara feliz del equipo que tomó el micrófono y cantó con la gente mientras bailaba con sus compañeras en esa despedida del país. Hoy Las Leonas están segundas, detrás de Holanda y son seguidas por Bélgica y Australia y metiéndose en semifinales de Amsterdam. Ayer, la unidad que otorgó el empate y el punto bonus de la victoria en penales les dio más alas.

Se complicó para los varones

Para los chicos la tarde no fue tan sencilla. Australia propuso un juego marca registrada de su historia y se lo llevó por delante. Los ahogó, los asfixió, no los dejó ni correr. Prácticamente no les permitió pensar. Los kookaburras jugaron casi todo el partido en campo argentino, con dominio de bocha y circulación. A un ritmo y una velocidad abismal. Así y todo por varios pasajes se vio un juego enredado y friccionado, con Los Leones tratando de contraponerse a tantos embates.

A los 15' abrió el marcador Blake Govers con un disparo impecable abajo a la derecha del arco. A los 40', en una jugada digna de pizarrón Australia amplió las acciones luego de un toqueteo admirable, aprovechando una mala salida de Los Leones. De contra, es más letal que nunca.

Fue en el último cuarto cuando recién se animó más el equipo argentino. Se animó y le permitieron animarse. Fue con todo y por momentos a ciegas, pero se acercó. Maico Casella se lo perdió, en una chance clara, pero unos minutos después hizo el toque certero delante del arquero y colocó el descuento. Juan Martín López pegó de lejos y el 9 convirtió. Después llegaron las polémicas, un gol anulado a Los Leones y las discusiones airosas con los árbitros, video REF mediante. La tribuna a esa altura ya celebraba las atajadas de Juan Manuel Vivaldi como goles. Es que, tan cuesta arriba lo hizo Australia, tan complicado, que el esfuerzo de los chicos en la cancha se tradujo en ese empuje. No fue poco el tiempo en que "la vieron pasar" ante un rival dotado y contundente que lo puso un poco más lejos de las semifinales de Amsterdam. Siguen quintos, pero más distantes de los antecesores en la tabla.

Párrafo aparte merece el rosarino Nicolás Acosta, otra vez sumando muchos minutos en cancha. El Tero, de 22 años jugó su sexto partido seguido en la Pro League y ayer, otra vez ante un rival durísimo, se mostró a la altura de las circunstancias.

En las semanas venideras los seleccionados argentinos harán dos giras cada uno y así cerrarán la fase regular de la Pro League, sabiendo ya si ingresan o no a la definición. Una cosa está clara: pase lo que pase en este torneo, todos los cañones apuntan a los Juegos Panamericanos de Lima 2019, que dará otro pasaje olímpico a Tokio 2020.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});