Central

La U. Católica, un campeón que busca una nueva identidad

Tras lograr el título el año pasado en el fútbol chileno con Beñat San José como DT, Quinteros se hizo cargo y está intentando hacer jugar al equipo de otra manera.

Miércoles 13 de Marzo de 2019

La Universidad Católica que Central enfrentará por la segunda fecha de la Copa Libertadores es el último campeón del fútbol chileno, por más que aquel que se consagró a fines de 2018 poco tenga que ver en cuanto al juego a este que conduce Gustavo Quinteros. Aquel equipo dirigido por Beñat San José tenía otro estilo, más conservador si se quiere, aunque los resultados fueron los mejores. Pero a los pocos días de que el club sumara su título local número 13, el DT decidió ponerle punto final a su ciclo. Ahora, con Quinteros al frente, los cruzados intentan jugar a otra cosa. Hoy será una verdadera prueba de fuego para el conjunto chileno, ya que el debut en la Copa Libertadores no fue lo mejor: cayó 4 a 1 en Paraguay frente a Libertad. Este equipo tiene mucha más experiencia que la que gozaba el campeón de hace algunos meses.

La filosofía de Quinteros es el trabajo para lograr un equipo con mucha intensidad a la hora de atacar, con un medio que cambia su fisonomía en medio del partido de acuerdo a las exigencias del caso. Por momentos potencia el aspecto defensivo, pero cuando es necesario esos mismos intérpretes se acoplan a la zona ofensiva.

Es el que utilizó en la mayoría de esos encuentros. Hoy para el DT la formación ideal sería la siguiente: Matías Dituro; Raimundo Rebolledo, Benjamín Kuscevic, Valber Huerta y Juan Cornejo; César Fuentes, Luciano Aued; José Fuenzalida, Pinares o Buonanotte y Edson Puch; Sebastián Sáez.

Entre sus principales figuras hay un viejo conocedor del fútbol argentino como lo es Buonanotte, el volante ofensivo que arrancó su carrera en River (después pasó por España, México y Grecia) y que desde hace ya más de dos años hizo pie en el fútbol chileno con la camiseta de la Católica. Otro de los habituales titulares y considerado entre los intocables por el técnico es el mediocampista Luciano Aued, ex Racing, elegido como el mejor jugador del fútbol chileno en 2018.

Más allá de eso el jugador emblema es Edson Puch (fue campeón con la selección chilena de la Copa América 2016), el delantero que en 2015 vistió la casaca de Huracán. Llegó como refuerzo en el último mercado de pases proveniente de Querétaro de México y su arribo fue emparentado con el salto de calidad que buscaba el técnico. Es diestro pero se mueve por ambos extremos, con preferencia sobre la izquierda para tirar la diagonal y quedar en posición de remate de frente al arco.

En Católica los pases de salida son generalmente obra de Carreño y Aued, justamente dos futbolistas que parecen más internos que volantes centrales. Casi siempre la iniciación de la jugada pasa por ellos, que son en quienes descargan los centrales Lanaro y Kuscevic (a veces juega Valder Huerta), dos futbolistas fuertes y aguerridos pero sin un gran manejo del balón. Es por eso que buscan rápidamente a los mediocampistas más cercanos.

El desequilibrio suele llegar por Puch y Fuenzalida (juega sobre el otro andarivel), pero también por el Enano Buonanotte, quien con su experiencia trata más de hacer jugar al resto que buscar demasiado la individual, como acostumbraba en River, tratando de aprovechar su movilidad para esquivarle al contacto físico.

A la carta de gol, Quinteros espera hallarla con Riascos (el sábado ingresó unos minutos), el colombiano que llegó como refuerzo. Por lo pronto, ese puesto en los últimos partidos fue para el ex Tiro Federal Sebastián Sáez.

En lo que va del año el equipo tuvo momentos buenos pero otros no tanto. Hizo un gran torneo de verano en Viña del Mar en el que fue campeón (en uno de los partidos goleó a Colo Colo), pero por ejemplo en el debut en la Libertadores la pasó mal con Libertad. El otro partido que perdió fue de local ante el Deportes Iquique de Vitamina Sánchez, en lo que fue el primer triunfo del equipo del norte chileno en la historia en cancha de Católica. Antes y después de eso derrotó a Coquimbo Unido, Audax Italiano y Unión La Calera. El sábado Quinteros puso en cancha un mix (con eso igual le alcanzó para derrotar 1 a 0 a La Calera) teniendo en cuenta el porrazo que se pegó en Paraguay y la necesidad extrema que tendrá el miércoles contra el equipo canalla para no quedar demasiado relegado ya en el arranque de la Copa Libertadores.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});