Ovación

Kily: "Hay que hacer pesar el punto que trajimos de Colón"

Cree que un triunfo metería a Central en la pelea. "No es un partido de quiebre", dijo sobre las aspiraciones. Y bromeó: "Lo de Arsenal era más decisivo"

Viernes 26 de Marzo de 2021

Para alguien pudo sonar grandilocuente la importancia que en Central le dieron al empate ante Colón. Para el Kily esa valoración no tiene absolutamente nada de desmedida. Sino lo hubiera tomado de esa forma no habría expresado que ahora “hay que hacer pesar el punto” que su equipo se trajo de Santa Fe, ni habría sonreído de manera cómplice cuando advirtió “lo de Arsenal era más decisivo”, cuando fue consultado sobre su parecer acerca del partido del sábado ante Central Córdoba (SE), si podía resultar determinante para que el canalla se meta de lleno en la pelea por los primeros cuatro lugares de la zona A. Tomadas por separado ambas declaraciones pueden parecer lejanas, sin un punto en común, pero es todo lo contrario. Si el 0-0 frente al líder otorgó conformismo fue porque antes se venía de un triunfo, que no fue uno más, sino que fue el triunfo que calmó las aguas en esa previa a la que el Kily hizo referencia, sin que nadie lo pinchara.

  Ahora, ¿por qué la lectura del Kily respecto a la importancia de hacer valer aquel punto? Porque es la que le cabe a un cuadro de situación que, objetivamente, no da lugar a segundas lecturas. Si Central logra vencer al equipo santiagueño decididamente se mezclará en el lote de arriba. Quizá no le dé para terminar la fecha entre los cuatro primeros (dependerá de lo que ocurra en otros partidos), pero al menos se sentirá con mayores capacidades de pelear. Por eso la insistencia del DT: “No es un partido de quiebre pero sí sabemos que tenemos que hacer valer el punto que trajimos de Colón”.

  Ya la subjetividad corre por otro lado y es atendible el análisis de que a este Central todavía le faltan un montón de cosas y que con lo que está haciendo difícilmente le alcance para lucharla hasta el final. Es otra mirada que se puede hacer de este momento del canalla y no es descabellada ni fuera de lugar. Pero claro, lo que el Kily intentó hacer frente a la compu (en medio de una conferencia vía Zoom) fue amigarse con el vaso medio lleno.

  Es que si el fútbol son “momentos”, como siempre le gustó decir a Miguel Angel Russo, este momento de Central permite considerar esa posibilidad de que con un triunfo el próximo sábado el panorama se aclararía un poco más. Y que hoy eso suceda en Arroyito no es poca cosa.

Partido.jpg
Para el Kily, Central hizo un buen partido ante el líder.

Para el Kily, Central hizo un buen partido ante el líder.

  ¿Por qué? Porque hace un par de semanas la historia se pintaba con otros colores, más oscuros por cierto. El Kily y su equipo venían golpeados de la derrota ante Racing (previo a eso un empate de local contra Godoy Cruz) y eso hizo que la previa de Arsenal fuera más conversada, con cientos de especulaciones, algunas de las cuales involucraban directamente al entrenador y que él mismo hizo referencia a ello.

  Por eso, frente a la pregunta si lo de mañana era decisivo en algún sentido, el Kily sonrió y tiró: “Me acuerdo que lo de Arsenal era más decisivo”. Pero continuó: “Central Córdoba está tres puntos por encima nuestro y ganando daríamos un gran paso de cara a las aspiraciones que tenemos. Es algo que tenemos muy en claro. No es trascendental, pero nos daría mucha confianza. Depende de lo que hagamos nosotros”.

>>Leer más: Lluvia y gimnasio: entre cuatro paredes no hubo fútbol

  Para el Kily, esos tres puntos de hace 16 días y el obtenido en el Brigadier López, le sirvieron “mucho”. Es que considera que “estando acá vas madurando aceleradamente porque este club te exige siempre y no te perdona ni una. Uno sabe que es así y lo asume, sobre todo porque fui jugador. Hoy como cabeza de grupo también lo sé. Una mala situación pasa a ser un drama terrible y si ganás parece que está todo bien, pero lo que tenemos que hacer es buscar un equilibrio”, dijo. Y agregó: “Siempre dije que hay un proyecto que se sostiene con triunfos porque esta camiseta te exige ganar. En lo personal doy todo para poner el mejor equipo siempre porque sé lo que me juego y lo que nos jugamos todos. Sé que tenemos que estar a la altura con lo que tenemos, por eso es una motivación y un desafío continuo”.

  Hoy el Kily parece no tener totalmente domado a un equipo que todavía no juega de acuerdo a las expectativas, pero sí da toda la sensación de tener muy en claro los momentos por los que pasa Central en general y él en particular: días convulsionados como los anteriores a Arsenal y estos, que sin ser del todo tranquilos, le permiten apoyarse en aquella victoria en el Gigante y este punto ante Colón para apuntar un poco más alto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario