Ovación

Fútbol de escritorio

El virus de pedir resultados en las oficinas de la Conmebol por errores reglamentarios atenta contra el juego propiamente dicho

Viernes 24 de Agosto de 2018

El 27 de abril del año pasado Nacional goleó a Chapecoense 3 a 0 en Montevideo. El árbitro paraguayo Eber Aquino echó a los 9' del segundo tiempo al zaguero brasileño Luis Otavio. Veinte días después, en cancha de Lanús, Chapecoense se impuso al equipo de Jorge Almirón por 2 a 1, pero insólitamente, desoyendo la sanción de la Conmebol de 3 jornadas de suspensión, incluyó entre los titulares a Luis Otavio. Lanús, que después llegaría a la final frente a Gremio, reclamó los puntos y la Confederación le dio por ganado el partido por 3 a 0.
   La dirigencia de Chapecoense argumentó insólitamente que la comunicación de la Conmebol era incompleta y prefirió inmolarse antes que acatar el fallo.
   "La comunicación no debería haber sido sólo por correo electrónico, sino también por teléfono, y por ello no recibimos la advertencia y nos indujo al error de la participación con el jugador. Estamos investigando, no tenemos nada ni localizamos nada, puede haber caído en caja de spam, dijo por entonces el vicepresidente de Chapecoense Luiz Antonio Palaoro sin ponerse colorado.


El caso San Lorenzo

El 26 de julio último Deportes Temuco de Chile derrotó a San Lorenzo 2 a 1 en el Nuevo Gasómetro por la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana, pero incluyó entre sus suplentes (ingresó a los 67') al cordobés Jonathan Requena, que había integrado la lista de buena fe de Defensa y Justicia en la primera fase frente a América de Cali. Ni siquiera integró el banco de suplentes de El Halcón, pero el reglamento es taxativo y sólo con haber integrado la lista no puede representar a ningún otro equipo en la misma competencia hasta el año que viene.
   La Conmebol le dio por ganado el partido a San Lorenzo por 3 a 0 y aunque perdió también la revancha (1-0) se instaló en la siguiente fase sin sumar siquiera un punto.
   El plantel del Pampa Biaggio fue víctima de todo tipo de agresiones en su visita trasandina y en la cancha fue vapuleado por un equipo que en la serie fue infinitamente superior, pero cometió un error reglamentario garrafal.
   "Yo no estaba al tanto de la norma, estoy sorprendido, me acabo de enterar de la noticia. Solamente fui parte del plantel de reserva en Defensa y Justicia", dijo Requena al día siguiente del inicio de la polémica. Y por las dudas se cubrió un poco más: "En Temuco sabían que había estado en la lista de la Sudamericana. Me parece raro que a Conmebol se le pase de largo esto. Lo manejamos con tranquilidad. Creo que va a haber una resolución", se ilusionó en vano a pocos minutos de finalizado el partido.
   Para otro momento quedará tratar las responsabilidades profesionales de los futbolistas. Ellos tienen que conocer los reglamentos. Y las instituciones deben obligarlos a que los conozcan.

Independiente-Santos

El martes Independiente y Santos de Brasil empataron 0 a 0 por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores y apenas terminado el partido se supo que el uruguayo Carlos Sánchez, debutante en el Peixe, debía una fecha de suspensión por una expulsión de 2015 jugando para River frente a Huracán por las semifinales de la Copa Sudamericana. Independiente reclamó los puntos mientras Santos se agarra de una comunicación de la Conmebol que dice que el expediente está cerrado.
   En medio de la polémica, Ariel Holan aprovechó para quejarse por enésima vez.
   "Los reglamentos están para cumplirse. Franco y Figal estaban suspendidos. Mirá si los ponía. Arriesgué a Brítez y a Burdisso, que hacía mucho que no disputaban 90 minutos. La Libertadores es un torneo de barrio. En la manera en la que se toman las decisiones, es así. Las entidades madre son las que tienen que resolver estas cosas. No deben pasar por los clubes", dijo en el tono emotivo que lo caracteriza al gran entrenador del Rojo.
   La Conmebol, principal responsable de todos estos desquicios, informó tímidamente esta semana que sólo dos instituciones pidieron informes sobre futbolistas a contratar antes de los octavos de final de la Libertadores: Independiente y Boca.
   Los tres casos mencionados son tan diferentes como insólitos, el de Chapecoense el más, pero también hay mucha distancia en el comportamiento de las instituciones que terminaron ganando 3 a 0.
   Dirigentes y cuerpo técnico de Lanús les sugirieron a sus pares de Chapecoense que no incluyeran a Luis Otavio antes del partido y cuando se encontraron con la ridícula decisión de la dirigencia brasileña avisaron que reclamarían los puntos. Chapecoense salió a jugar sabiendo que Lanús recurriría a la Conmebol.

Rápidos para los mandados

Apenas consumados los resultados de ida de San Lorenzo-Deportes Temuco e Independiente-Santos, las dirigencias de los equipos argentinos pusieron el grito en el cielo. Reglamentariamente es lo que corresponde, pero, ¿lo sabían desde antes y estaban esperando? Es bastante raro que aparezca tan rápido la noticia, apenas terminados los partidos y con resultados adversos o comprometedores.
   Quedan dando vueltas unas cuantas preguntas que por ahora no tienen respuestas.
   ¿La Conmebol no está informatizada?
   ¿No sería lógico que apenas consumada una transferencia el club comprador reciba un detalle de las sanciones del futbolista adquirido de parte de la Confederación? Una especie de libre deuda, o libre multa.
   Una conclusión entre otras: es peor que pésimo que una institución no se asegure la habilitación de un futbolista antes de usarlo. Impresentable.
   Una pregunta adolescente.
   ¿Qué atenta más contra el fair play, utilizar un jugador por error incumpliendo el reglamento o ganar en los escritorios?
      Para el final una pregunta romántica.
   ¿Está muy mal que una dirigencia decida no recurrir a los escritorios aunque el reglamento le dé la razón por pudor y en defensa de lo que sucede dentro de la cancha?

El último escándalo

Ayer a la tarde se supo que Bruno Zuculini, el volante de River, debía una suspensión desde 2013 y a pesar de eso firmó planilla en los 7 partidos que los millonarios disputaron este año por la Copa Libertadores.
El terror se apoderó de Nüñez, pero insólitamente, como nadie reclamó, River zafó.
Además, la Conmebol se expidió al respecto esta madrugada.

"Luque, 23 de agosto de 2018 En fecha 23 de agosto de 2018, la Unidad Disciplinaria, ha corroborado que el jugador Bruno Zuculini, actualmente prestando sus servicios al Club Atlético River Plate, mantiene vigente una suspensión por 2 (dos) partidos.

​Por tanto, la misma deberá cumplirse en los siguientes partidos a disputarse en la presente edición de la Competición, o en su defecto se extenderá a la siguiente competición de la misma categoría conforme al Reglamento Disciplinario de la CONMEBOL.

​Asimismo, en fecha 12 de febrero del corriente año, en respuesta a una consulta del Club Atlético River Plate, por un error administrativo, se omitió incluir al citado jugador como suspendido por 2 (dos) partidos.

​Conforme a los informes de partidos remitidos por la Dirección de Competiciones de la CONMEBOL, hemos confirmado que el citado jugador ha disputado los siguientes partidos: - 28 de febrero de 2018 - Flamengo vs. River Plate - 05 de abril de 2018 - River Plate vs. Independiente Santa Fe - 19 de abril de 2018 - Emelec vs. River Plate - 26 de abril de 2018 - River Plate vs. Emelec - 3 de mayo de 2018 - Independiente de Santa Fe vs. River Plate - 23 de mayo de 2018 - River Plate vs. Flamengo - 9 de agosto de 2018 - Racing vs. River Plate Atendiendo a lo dispuesto en el Artículo 19.3 del Reglamento Disciplinario de la CONMEBOL, en los casos de alineación indebida de un jugador, ésta se aplicará únicamente si el equipo contrario interpone una reclamación oficial en el plazo de veinticuatro (24) horas de vez finalizado el encuentro. En ese sentido, ningún club que ha disputado los partidos citados precedentemente ha ejercido ese derecho quedando confirmados los resultados de los citados partidos.

​Atentamente.

Unidad Disciplinaria


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});