Ovación

Fiesta en Tablada

El DT, el PF y jugadores charrúas siguen celebrando el título logrado en el torneo Molinas tras 30 años .

Miércoles 27 de Noviembre de 2019

Por barrio Tablada siguen de fiesta por la obtención del torneo Luciano Molinas con el que cortaron una racha negativa de 30 años sin títulos en la Asociación Rosarina. La última consagración de Central Córdoba había sido en la temporada 1989 y en el 2018 se quedó con el torneo Hermenegildo Ivancich. Con la alegría por haber sumado el décimo trofeo local, Matías Salvaggio (técnico), Dino Militano (preparador físico) y los jugadores Fernando Balmaceda, Agustín Biñale y Estanilao Ferrero compartieron los festejos con Ovación.

“Ser campeón del Molinas es lo máximo que me sucedió en mi corta trayectoria como entrenador. Y todo se lo debo al cuerpo técnico, jugadores y dirigentes. La unión del grupo fue fundamental para lograr el título de la Rosarina. El logro también es parte de Eduardo Bustos Montoya, quien inició todo este proceso, y Daniel Moscetta”, confió Matías Salvaggio, técnico charrúa.

Para Dino Militano, la clave del campeonato fue “la dedicación, la perseverancia y las ganas por dejar todo en cada entrenamiento. Eso fue esencial para llegar de la mejor manera al final del torneo y coronar el año con el título local”, dijo el preparador físico de los charrúas.

Fernando Balmaceda, referente del plantel, fue uno de los destacados. “La temporada fue muy buena, tanto en lo personal como en lo grupal. Tuve un gran torneo y por eso en varias oportunidades fui convocado al equipo de AFA dirigido por Eduardo Bustos Montoya“, sostuvo el capitán del Matador.

En el partido definitorio ante Rosario Central, Agustín Biñale y Estanilao Ferrero con sus goles se transformaron en los héroes del campeonato charrúa. “Ante Central era una final y no se nos podía escapar. La tarde comenzó torcida con el gol local en el inicio del partido y todo se nos complicó. En la primera etapa no jugamos bien y el resultado estuvo acorde a eso. En el complemento salimos decididos a cambiar la historia y así pude anotar el transitorio empate. Después llegó el gol de Ferrero para dar vuelta el resultado y el final del partido“, señaló Biñale, goleador del equipo con 5 tantos.

En la emoción por el título conseguido, Biñale recordó el mal momento que tuvo que pasar en el medio del torneo por la situación vivida de su hermano Benjamín, de apenas 8 años, quien recibió un bala perdida en el predio de Pablo VI. “La pasamos muy mal con toda mi familia, ver internado a mi hermano fue duro. Por suerte gracias a Dios se recuperó y el título también es para Benjamín”, enfatizó el defensor.

Estanislao Ferrero, autor del gol de campeonato, se mostró feliz.“Le pedí ingresar para marcar el gol. Me tenía una fe bárbara”, cerró el delantero.

Los campeones

Arqueros: Mastrángelo Francisco, Hererra Agustín, Riffel Oscar

Defensores: Biñale Agustín, Saucedo Maximiliano, Yocco Lautaro, Martínez Edgardo, Pignani Emiliano, Solenghi Kevin, Buttarelli Gastón, Giménez Sebastián

Volantes: Carrera Bautista, Balmaceda Fernando, Aguirre Nahuel, Garcia Vera Federico, Flamenco Iván, García Facundo, Porta Sebastián, Díaz Brian, Baltar Marcos, Martínez Alexis, Cano David, Heredia Esteban, Encina Agustín, Devechi Nahuel

Delanteros: Cavenatti Maximiliano, Ferrero Estanislao, Argüello Santiago, Campos Manuel, Ojeda David

Cuerpo técnico: Salvaggio Matías(DT), Bustos Montoya Eduardo(DT), Militano Dino(AC- PF), Gurdulich Gaspar(PF), Acosta Miguel(EA), Diamello Mauro(A)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario