Ovación

El nuevo fútbol argentino, con telón de fondo

Boca en el horizonte leproso y River en el canalla, tras el sorteo del nuevo fútbol argentino. Normalidad, responsabilidad, buenas intenciones y viejos vicios

Viernes 16 de Octubre de 2020

El fútbol argentino se pone en marcha de nuevo. Con fixture y todo. Con campeonato nuevo. Un antes y un después. Aunque muchas cosas sean más de lo mismo. Ya está todo listo, sólo falta organizar la primera fecha bajo el paraguas de la ahora llamada Copa de la Liga Profesional de Fútbol, que no irá ya por Fox Premium porque también eso se modificó en un día de definiciones fuertes. En ese marco, Newell’s afrontará una zona complicada con Boca, Lanús y Talleres de rivales, y su primer partido será en Córdoba. Y Central tendrá lo suyo con River, Banfield y Godoy Cruz, al que recibirá en el primer duelo en el Gigante. Todo en el fin de semana del 30 de octubre al 1ª de noviembre.

El fútbol argentino tendrá una gran responsabilidad, porque se habilita la pasión de todos los argentinos y eso puede llamar a engaño al resto de la sociedad. La AFA, la pomposa Liga Profesional que reemplaza a esa Superliga que planeaba hacer de la actividad un negocio de CEOs, deberán ser muy estrictos en el cumplimiento de los protocolos sanitarios, no hay lugar para la típica avivada argentina, deberán transmitir una imagen que no permita dudas, porque todo el mundo estará mirando.

Dicho en criollo, no hay lugar para que actúen fiscales porque alguien dejó una puerta abierta. El fútbol empezará el 30 de octubre pero la salud seguirá estando en juego. Como en cada actividad que se abre, pero en el deporte más pasional mucho más.

Leer más: Central la sacó barata

Eso es lo primero a decir, más allá de que todo el mundo quisiera estar hablando sólo de fútbol. Es en ese marco que se implementó este campeonato de emergencia, que terminará a mitad de enero y no se suspenderá por las fiestas de fin de año. Campeonato que borró de un plumazo los descensos y que dejó en descubierto el deporte popular de los argentinos, de querer zafar a cualquier costo. Es difícil entender porqué no se completó la Copa de la Superliga, a la que le quedaban 12 partidos, la misma cantidad que dispone disputar esta Copa de la Liga Profesional. En todo caso, si la cosa era cambiarle el nombre, sólo eso se podría haber hecho. No se podían eliminar los descensos, ni reglamento alguno así de un plumazo. No es serio.

Leer más: Newell's, en el más chivo

Pero ya está. No hay vuelta atrás. La pandemia cambió todo, la normalidad es muy distinta a la conocida y el fútbol que viene será muy distinto, sin gente en las tribunas y al barbijo sólo se lo dejará adentro de la cancha. Será un fútbol todo para la TV y por la TV, donde como si no hubiera ninguna nada nuevo por descubrir, el sorteo sirvió también para que los dirigentes rescindieran el contrato con una de las empresas que tenía la concesión en estos tiempos de necesidad y urgencia. Seguro ya debe saberse cómo reemplazar ese monto indispensable.

infofixture.jpg

Los opinólogos calificaron al grupo de Newell’s como de la muerte, el más competitivo. Se sabe que en el fútbol 2 más 2 no siempre es cuatro, así que tiene el valor de lo relativo. Un experimentado equipo rojinegro y un juvenil equipo canalla irán por todo en este camino tan corto y seductor que promete un título. Ese telón quedará, al fin. El detrás de escena es lo que es, un detrás de escena.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS