Central

El Gigante de Arroyito con Maradona es otra cosa

La visita de Diego al Gigante de Arroyito será atrapante como en cualquier cancha que visitó desde que dirige a Gimnasia y merece el respeto por todo lo que le dio al fútbol. Después habrá un partido igual de apasionante, con un duelo importante por el promedio

Sábado 15 de Febrero de 2020

Es un partido especial, sin dudas. ¿Qué partido no lo es cuando Diego Armando Maradona está en la cancha? El condimento es que, en su regreso al fútbol argentino y luego de ser harto homenajeado en todas las canchas, pero sobre todo en la de Newell’s, enfrentará por primera vez a Rosario Central en la condición deentrenador, hoy de Gimnasia. Se habló mucho de cómo será recibido. La dirigencia entregó señales de distancia, el capitán canalla Jeremías Ledesma todo lo contrario. Pero lo cierto es que, más allá del declamado amor del Diez a los colores rojinegros, no sólo no les faltó el respeto a los auriazules sino cuando era el director técnico de la selección argentina insistió mucho con llevarla a jugar al interior, y al Gigante de Arroyito.

¿Además, quién puede enojarse lo suficiente con aquél que hizo felices a millones de argentinos y cuyos logros nunca más se repitieron?

Su presencia merece ser celebrada, disfrutada, en la condición que sea. Es inevitable que todo el foco estará en la presencia de Maradona, seguramente desde que pise el Gigante en la playa de estacionamiento hasta que lo haga en el césped. En todas las canchas que visitó pasó en esta remake de entrenador del fútbol argentino que le permitió Gimnasia.

Así como deslumbró como futbolista, no pudo sembrar aún la misma confianza desde su rol de técnico. No por nada este retorno fue en un equipo con la soga al cuello por el descenso, que se sabía en situación terminal antes de que asumiera, al punto que si baja de categoría ni siquiera puede achacársele a Diego.

Pero el Lobo juega mejor desde que tomó la posta, volvió a creer en la posibilidad de salvación acercándose en los números a sus competidores. No muestra consistencia, sino no se le hubiera escapado el encuentro clave de la fecha pasada ante Patronato, pero ganó respeto y consideración.

Que lo digan sino en el Parque, cuando sus dirigidos golearon 4-0 a Newell’s, nada menos. Por eso, además de la atracción Maradona, la cita en Arroyito promete buena adrenalina y espectáculo. Es que habrá dos equipos que, con sus limitaciones, intentarán lastimar el arco de enfrente. Y el condimento del promedio agrega incertidumbre, más allá de que hoy apriete más al Lobo y de hecho no por nada Fatura Broun, el arquero pedido por Diego y ex canalla, dijo que hoy Central o Newell’s están lejos. Por supuesto es verdad, porque hay 15 puntos de diferencia, pero leprosos y canallas pelean además con Patronato, Aldosivi y Colón. El Lobo sabe que su lucha es con ellos, pero acá no pueden descuidarse.

También lo sabe Central, que se debilitó en el mercado de pases e Independiente se lo hizo saber con el contundente 5-0. Por eso fue tan importante lograr el empate en el adicional ante Banfield, porque otra derrota hubiera llenado de presión adicional al Gigante. Se dijeron, se podrá decir aún, esto o aquello de la presencia de Diego. Pero lo dicho, a semejante personaje que tantas alegrías dio en el deporte que más apasiona a los argentinos, no cabe otra reacción que el respeto en la forma que sea. Lo más importante siempre es lo que ocurre adentro de la cancha. Pero con él en la escena, el ojo siempre se dirige al afuera. Con Maradona, siempre es otra cosa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario