Ovación

El estatuto define al vicepresidente 1º como sucesor

Juan Matías asumirá el máximo cargo si es que Eduardo Bermúdez renuncia. Los rumores de más deserciones. Durante esta gestión hubo dos miembros titulares que se fueron del club

Sábado 31 de Marzo de 2018

Si se produce la renuncia de Eduardo Bermúdez, el responsable de asumir la presidencia es el vicepresidente primero, es decir Juan Matías, según determina el estatuto del club, y le tocará ejercer ese cargo hasta el final del mandato del Movimiento Rojinegro Querido, diciembre de 2020.

   En el artículo 26 del capítulo III (la comisión directiva), el estatuto dice que "en caso de fallecimiento, renuncia, ausencia o enfermedad del presidente, lo reemplazará con los mismos derechos y atribuciones el vicepresidente 1º mientras dura la imposibilidad o hasta la terminación del mandato".

   Con la posible salida de Bermúdez, surgió el rumor de que dos dirigentes podrían seguir sus pasos ya que responden a la misma línea política del actual presidente en el Movimiento Rojinegro Querido: el prosecretario Juan José Concina, vocal también en la Superliga, y el vocal titular Ricardo Ansaldi.

Concina es uno de los dirigentes más activos de la dirigencia. Y es reconocido por algunos opositores por su predisposición a escucharlos.

   Por estatuto, Matías reemplazará a Bermúdez si es que se va. En este caso, D'Amico no puede dejar su cargo de vice 2ª y ocupar la vicepresidencia 1ª. El artículo 23 del estatuto, inciso a, establece: "Treinta años de edad y diez ininterrumpidos e inmediatos anteriores como socio pleno para desempeñar los cargos presidente y vicepresidente 1º". D'Amico no cumple los 10 años. Recién los tendrá el 30 de enero de 2019.

   Más allá de la función que cumpla, desde hace tiempo es D'Amico quien asumió las principales gestiones de la comisión directiva.

   Si se formaliza el adiós de Bermúdez será el tercer miembro titular de comisión directiva que deja su cargo. El secretario Claudio Martínez, uno de los referentes del movimiento que ganó las elecciones de 2016, renunció en noviembre de ese mismo año a partir de "acontecimientos de violencia hacia mi persona, mi familia, mi hogar y mi propiedad", según expresó en una carta que hizo pública. Martínez había sido víctima de ataques a balazos en su propiedad.

   El ex directivo dijo que otra razón fueron las diferencias que mantenía con el presidente. "Cabe aclarar que también motiva mi alejamiento mi desacuerdo con la constante toma de decisiones de manera imperativa del señor presidente Eduardo Bermúdez".

   La secretaria de actas Carolina Etchart fue la segunda en alejarse del club. Planteó "motivos personales", aunque también sostuvo en ese momento que existía un "desgaste lógico", a causa de que "los problemas aparecen todos los días, cosas por pagar, y eso condiciona muchísimo el funcionamiento, más en la situación en que se encuentra Newell's".

   Etchart se fue en febrero de 2017, al igual que Marisa Guisasola, miembro titular de la comisión fiscalizadora y responsable de prensa del club. En abril del mismo año renunció la vocal suplente Patricia Forte por "los rotundos y repetidos fracasos en el manejo económico de la institución".

   Las últimas deserciones fueron cuatro integrantes de la comisión fiscalizadora, todos de la oposición: Germán Pupulín, José María Vitta (titulares), David Carino y Gustavo Méndez (suplentes). Fue en octubre del año pasado luego de que esa comisión se abstuviera de opinar sobre el balance del ejercicio 2016-2017.

Con los ecos de la asamblea

Todavía continúan los ecos de la asamblea que decidió el rechazo del balance del ejercicio 2016-2017. Y el partido de hoy no quedará exento de todo lo que generó lo sucedido el miércoles. Obviamente, también andará dando vueltas el tema sobre la posibilidad de que Eduardo Bermúdez no siga como presidente. En medio de estas situaciones relacionadas a la vida institucional del club aparece la cuestión futbolística de un equipo que entregó pocas señales positivas. El simpatizante espera que haya mejores señales que las que dio habitualmente Newell's en la Superliga.
   El socio que concurrió a la asamblea se manifestó. El hincha lo hará hoy desde la tribuna. La última presentación de local, contra San Martín de San Juan, fue con insultos hacia Bermúdez. Responsabilizó principalmente en su figura el presente del club. La manera en que se expresará luego de la no aprobación del balance y de los dichos del presidente acerca de una posible renuncia son una incógnita. Pero lo que es seguro es que el público no se mostrará indiferente.
   Es cierto también que todo eso quedará en un segundo plano si la pelota empieza a rodar y el trámite resulta favorable a la Lepra. Se sabe que el resultado de un partido incide en el estado de ánimo de la mayoría. Y si el marcador le sonríe al conjunto de Omar De Felippe, pocos se acordarán en ese momento de lo que sucedió y ocurre afuera de la cancha.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario