Ovación

El clásico de la disputa: los pibes

Newell's y Central se cruzaron por la "seducción" de infantiles y pusieron en escena una triste realidad de lucha por chicos de 8 y 9 años

Viernes 24 de Noviembre de 2017

Lo que siempre pasó entre distintos clubes ahora se desató con un conflicto entre Newell's y Central. Lo que parecía algo impensado, al menos públicamente: se puso en escena una pelea por jugadores de alrededor de diez años. Sí, pequeños purretes que hoy deben divertirse dentro de una cancha y que están en disputa como una pieza valiosa pensando a futuro. Sin saber, a ciencia cierta, si llegarán a primera división, triunfarán en el fútbol o se quedarán en el camino cansados de una situación que no deberían transitar. Es una realidad en el mundo del fútbol que no es propiedad exclusiva de Newell's o Central, sino que sucede en distintas partes del mundo y donde la escala de edad cada vez se va bajando con el paso de los años. A tal punto que un chico de 16 años es considerado, muchas veces, "grande". Aunque cueste creerlo.

El disparador a la lucha mediática fue el coordinador deportivo de la escuela de fútbol infantil Malvinas, Ariel Cozzoni, quien denunció que "Central nos roba jugadores" (ver aparte). Y el conflicto con la entidad archirrival de Arroyito tomó fuerza justo en el momento en que Boca —supuestamente— sedujo al volante leproso Nicolás Castro y se lo llevó a la entidad de la Ribera. Los dichos del ex goleador rojinegro fueron duros, intensos, los que rápidamente encontraron respuestas del otro lado de la vereda a través del coordinador de las infantiles, Alberto Boggio, quien en diálogo con Ovación no sólo negó el caso sino que redobló la apuesta y disparó: "Newell's se llevó cuatro jugadores nuestros".

Quizás lo denunciado sucedió muchas veces, o no. Tal vez un jugador de una entidad decidió cambiar de lugar como pasó con muchos futbolistas que hicieron las inferiores en una y triunfaron en la otra (hay sobrados ejemplos). Lo que sí ha pasado es que hay captaciones en clubes del interior con convenios de por medio porque cuando aparece uno poderoso es difícil de retener a un infantil. Más aún cuando vienen del exterior con promesas de dólares fáciles. La cuestión principal es que no todos llegan y cuando eso sucede aparece el gran problema.

"La estadística es cruel. De cien chicos que empiezan en novena división de AFA, que ya es una elite, sólo uno llega a vivir del fútbol", reveló el ex psicólogo deportivo de los seleccionados juveniles, Marcelo Roffé. Una cifra escalofriante, pero a la vez real. No es fácil que aparezcan futbolistas estrellas o de buen juego que sirvan para engrosar las arcas de las tesorerías. Newell's es un claro ejemplo de eso porque hace siete mercados de pases que no realiza una transferencia de un joven valor. De ahí la desesperación económica de que aparezca el salvador. Hasta el momento sólo logró transferir por cifras que apenas sirvieron para ir pagando algunas deudas, pero nada más que eso.

Hoy Newell's y Central se enfrentan afuera de una cancha. En este caso por pibitos, pero esto abrió una herida entre los clubes con declaraciones cruzadas que llevará un tiempo cicatrizar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario