Ovación

Dolores que no prescriben

Lawrence Nassar, que fue médico de gimnastas olímpicas de Estados Unidos, hoy podría ser condenado por abuso sexual a varias atletas. Las mujeres deportistas se animan a denunciar

Martes 16 de Enero de 2018

Lawrence Nassar, que fue médico de gimnastas olímpicas de Estados Unidos, hoy podría ser condenado por abuso sexual a varias atletas. Las mujeres deportistas se animan a denunciar

A nivel internacional, no sólo las mujeres del cine se animaron a denunciar abusos sexuales, las del deporte también se hicieron oír. No les importó si sus padecimientos ocurrieron hace años: el dolor no prescribe, por eso muchas atletas hablaron y denunciaron. Hoy, cuando supuestamente se conozca la sentencia de quien fuera por décadas el médico de las gimnastas olímpicas de Estados Unidos, no serán pocas las mujeres que sentirán que valió la pena contar lo que les pasó. Será justicia no sólo para ellas sino para todas sus pares.

Y como los abusos no son privativos de los escenarios extranjeros, Ovación pone a disposición los teléfonos dónde se pueden denunciar (ver aparte).

El mes pasado, Lawrence "Larry" Nassar, de 54 años, se declaró culpable en Michigan de un total de 10 cargos de conducta sexual criminal. La sentencia de siete de esos cargos está fijada para hoy y podría significarle una condena de entre 25 y 40 años. Aunque la prensa sostiene que hay unas 130 demandas contra el profesional y que varias de sus víctimas de alto rendimiento durante los controles médicos, que realizó entre 1998 y 2005, eran apenas adolescentes. Entre ellas las ganadoras de medallas de oro olímpicas McKayla Maroney, Aly Raisman, Gabby Douglas y Simone Biles.

Maroney, además, presentó una demanda contra el Comité Olímpico de Estados Unidos por intentar silenciarla a cambio de dinero (algo más de un millón de dólares) para "proteger la integridad" del comité. El hecho se reveló en la demanda presentada en la Corte Superior de Los Angeles.

Maroney aseguró ante el tribunal que el comité la "obligó" a firmar el acuerdo aprovechando que "necesitaba fondos para pagar el tratamiento psicológico porque empeoró su estado de salud".

La muchacha podría recibir una contrademanda de 100 mil dólares por hablar del abuso y del acuerdo, sin embargo no dudó y habló. Se trata nada menos de la dos veces campeona del mundo de salto que ganó medallas de oro en los Juegos Olímpicos de 2012 y en los campeonatos mundiales de 2011 y quien dijo por Twitter: "La noche más aterradora de mi vida ocurrió cuando tenía 15 años". La frase fue parte de una carta en la que aseguró que fue abusada durante 7 años, cuando Nassar le decía que estaba recibiendo "un tratamiento médico necesario".

También Jamie Dantzscher, ganadora de un bronce en Sidney 2000, acusó al médico 20 años después. El caso de Nassar es parte de un gran escándalo que el año pasado provocó la renuncia del jefe de la Federación de Gimnasia estadounidense, Steve Penny. El dirigente fue acusado por las víctimas de demorarse demasiado en notificar las denuncias de abusos a las autoridades.

Anterior a este caso, también se había conocido el del entrenador y ex seleccionador español Jesús Carballo, quien fue apartado del equipo femenino de gimnasia en enero de 2013, después de que la atleta de Moscú 80 Gloria Viseras lo denunciara por presuntos abusos sexuales cuando era menor y la policía considerara totalmente veraz su relato. Varios testigos, como el entrenador Toni Llorens, aseguraron en ese momento que vieron cómo Carballo se propasaba con la gimnasta en una concentración en 1979.

También Hollywood demostró que los dolores de las mujeres abusadas no prescriben. Con el negro como bandera en cada vestido, la gala de la 75ª edición de los Globos de Oro puso en primer plano viejos casos de abuso sexual en la meca del cine. No sólo se apoyó a las víctimas (principalmente las del productor estadounidense Harvey Weinstein) sino que varias estrellas encolumnadas en el movimiento feminista #Me Too (entre otras Nicole Kidman y Oprah Winfrey, quien brindó un discurso contundente) dijeron no estar dispuestas a volver al pasado.

No tardó en conocerse inmediatamente una polémica publicación de intelectuales y artistas francesas, entre ellas Catherine Deneuve, quienes cuestionaron las denuncias por considerarlas cercanas al "puritanismo sexual" y "caza de brujas". Pero luego hubo marcha atrás. Este domingo, Deneuve pidió perdón. La legendaria actriz recurrió a las páginas del diario Libération para clarificar su participación en el manifiesto y disculparse ante las víctimas. "Saludo con cordialidad a todas las víctimas de actos detestables que hayan podido sentirse ofendidas por esta carta publicada por Le Monde. Es a ellas, y sólo a ellas, a quienes me disculpo".

Dónde llamar en caso de abuso

En caso de querer aportar datos o denunciar se puede recurrir a la línea gratuita provincial de los Centros Territoriales de Denuncia (CTD): 0800 4443583. O acudir al Ministerio Público de la Acusación (Montevideo 1968, 4721869, de lunes a viernes de 7 a 13). Está además el Centro de Asistencia a las Víctimas de Delitos Sexuales y Violencia Familiar (Italia 2153, PB, 4728523, todos los días las 24 horas). Otra opción es la Agencia de Investigaciones sobre Trata de Personas (Santa Fe 1950 piso 2, 4721794, lunes a viernes, de 8 a 20). O llamar al Teléfono Verde-Violencia hacia las Mujeres (0800 4440420 o 4802446, todos los días, las 24 horas).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario