Ovación

Del paraíso perdido en Barça a ser feliz acá: Lionel Messi vuelve a disfrutar en la selección

Lionel Messi estuvo muy cerca de emigrar de Barcelona, tras un conflicto a finales de agosto. Mañana, el rosarino arranca las eliminatorias en su nuevo oasis: la selección argentina.

Miércoles 07 de Octubre de 2020

Ahora Lionel Messi se podría decir que vive el reino del revés. Porque desde siempre el crack rosarino disfrutaba sus logros y buen pasar en el poderoso Barcelona y llegaba como el salvador a cumplir con los partidos de la selección argentina. No hace mucho tiempo la sensación generalizada era que el diez dejaba el confort futbolístico y la burbuja exitosa que era el Barça para meterse en el barro de una selección albiceleste que desde la Copa América de 1993 que no obtiene ningún título y en la que las exigencias son crecientes, tanto como los calificativos agraviantes hacia los jugadores después de cada frustración deportiva por no coronar una nueva estrella. Pero hoy la realidad parece ser otra muy diferente. Y no es porque la actual y renovada formación que conduce Lionel Scaloni sea un paraíso futbolístico ni mucho menos, sino en especial porque ahora el "ruido", el "cortocircuito" y el "tole tole" están del otro lado del Atlántico, en la mismísima entidad catalana que pasó de ser "más que un club" (tal su lema) a "un equipo terrenal y poco confiable". Así, este Messi viene a ponerse la camiseta argentina en busca de oxígeno y liberación. Y en especial para guiar a sus compañeros en el inicio de las eliminatorias sudamericanas, cuando Argentina mañana a las 21.30 reciba a Ecuador, en la Bombonera, en el inicio del largo camino al Mundial de Qatar 2022, que de lograrse el boleto sería el quinto certamen ecuménico de la Pulga.

Desde lo personal y emocional no hay ninguna duda de que el 2020 fue un año bisagra para Lionel Messi. Porque tras perder de manera humillante con el Barça ante Bayer Munich por la Liga de Campeones de Europa en la ronda de cuartos de final, la Pulga meditó su futuro y el 25 de agosto le comunicó formalmente a Barcelona, el club que lo terminó de formar y con el que ganó todo como jugador, que su ciclo estaba cumplido y que tenía el deseo y la decisión de cambiar de aire. Creía que podría hacerlo legalmente sin tener que abonar la impagable cláusula de rescisión de 700 millones de euros. Pero el club catalán le mostró los dientes y le puso los puntos arriba de la mesa. Es decir si Leo se marchaba debería afrontar una batalla legal que el rosarino no estaba dispuesto a dar, a riesgo de no recibir el pase y quedarse un tiempo sin poder ponerse los botines. A regañadientes, el diez igual optó por no emigrar de lo que supo ser su paraíso para cumplir el año de contrato que le resta.

Esta situación genera que hoy volver a ponerse la camiseta argentina sea especial para la Pulga. Sabe que su selección jamás lo pondrá contra la espada y la pared, a pesar de que cuando necesitó oxígeno nadie le reprochó haber dado un paso al costado para recargar energías luego del sub campeonato de América en Estados Unidos 2016. Porque Leo regresó cuando las papas quemaban para darle una mano al equipo en la clasificación al último Mundial de Rusia 2018. Y la gran mayoría de los futboleros argentinos lo valoran y saben que sin él en la cancha la selección sería un equipo regular, sin la pincelada de magia que le imprime el mejor jugador del mundo de la actualidad.

Messi comenzará mañana ante Ecuador una nueva aventura rumbo a un Mundial, esta vez en las aguas tranquilas y auspiciosas de la renovada selección argentina de Lionel Scaloni. Se alejó unos días de un Barcelona que en los últimos tiempos dejó de ser ese carruaje de ensueño en el que el rosarino recolectaba títulos y medallas para tener hoy un semblante de equipo terrenal y austero.

El romance Messi-selección puede potenciarse, mientras que con el Barça el chisporroteo dejó una marca indeleble. Para Leo la camiseta albiceleste hoy puede ser su mejor refugio anímico para seguir agrandando la leyenda a puro gol y gambeta.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario