Ovación

Cristian González y un cierre dulce

Cristian González redondeó un semestre agridulce. Antes de gozar del actual sol de verano debió pasar un crudo invierno.

Jueves 27 de Mayo de 2021

Cristian González redondeó un semestre agridulce. Antes de gozar del actual sol de verano debió pasar un crudo invierno. El entrenador de Central arrancó la temporada 2021 siendo una prolongación del 2020: mostró más dudas que certezas desde lo futbolístico. El Kily estuvo dos veces contra las cuerdas. Sin embargo, resurgió. Lo más saliente en el plano nacional y popular fue haber comandado desde el banco con gran éxito la conquista del clásico frente a Newell’s en el Gigante, ya que luego no pudo obtener ninguna de las cuatro plazas que otorgaba la zona A de Copa de la Liga al top 8. Mientras que en el campo internacional logró recuperarse de manera firme tras un magro inicio en la copa. El plus es que anoche empató sin goles ante 12 de Octubre en Banfield y clasificó al canalla a los octavos de final de la Sudamericana, que en definitiva es la imagen que quedó actualizada y grabada en alta definición en la masa centralista.

  No en vano el Kily resaltó con firmeza tras el empate ante los paraguayos:“Logramos lo que vinimos a buscar, la clasificación”. El entrenador auriazul sentenció sin rodeos que “el gran objetivo de este semestre era pasar a los octavos, y lo conseguimos. Fuimos justos vencedores de este grupo, y jugando además partidos de alto nivel como hoy (ayer), más allá de que no ganamos. Pero el equipo fue a buscarlo continuamente. Es por eso que me voy contento por el rendimiento del equipo, que fue muy bueno”.

  Se ve a simple vista ahora que el equipo encontró el ADN con el esquema táctico compuesto con un fiable y prometedor 4-4-2. La ilusión sigue viva. Y Cristian González lo sabe. “Sí, estoy feliz porque además los muchachos están muy comprometidos. No hay que olvidarse además de que este es un proyecto con chicos, de los cuales muchos tienen un futuro y valor de mercado muy bueno”.

  El cuadro de situación marca que el Kily podrá ahora proyectar la futura pretemporada con otro semblante. También con otra perspectiva. Si bien tiene contrato hasta el 31 de diciembre próximo, lo concreto es que hasta antes del clásico tenía virtualmente un pie afuera de los límites de Arroyito. No solo por los magros resultados sino porque no se visualizaba un patrón de juego. Pero al vencer a Newell’s en Arroyito todo cambió.

  “La verdad es que pasamos momentos complicados. Se puso en duda mi continuidad, pero así es el fútbol. Lo que sí, siempre trabajamos de la misma manera y encontramos el juego. Luego llegaron los resultados positivos y las cosas salieron de otra manera”, apuntó el técnico canalla feliz.

  Claro que a eso hay que sumarle que anoche clasificó sin discusiones a Central luego del 0 a 0 contra 12 de Octubre a los octavos de final de la Copa Sudamericana, que se reanudará tras a la Copa América, quedó bien posicionado puertas hacia adentro y dejando además bien parado al equipo en cancha, porque ahora sí se puede afirmar que el canalla es una formación competitiva y con hambre de gloria.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario