Ovación

Con poco y con un penal de Messi, Argentina arrancó bien

El equipo de Scaloni, sin un juego demasiado lúcido, se impuso a Ecuador en el inicio de las eliminatorias sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022

Jueves 08 de Octubre de 2020

Si a los 5' el chileno Tobar hubiera marcado el claro penal que Arreaga le cometió a Lionel Messi (de hizo de la camiseta un chicle), el partido se hubiera empezado a resolver mucho tiempo antes. Es cierto, el penal que el árbitro cobró cinco minutos después quizá lo hubiera obviado, pero así se dieron las cosas en el arranque de Argentina-Ecuador, en el que el equipo de Lionel Scaloni, aun sin sobrarle demasiado, le sobró oficio para imponerse ante los temores extremos de parte de conjunto de Gustavo Alfaro. Una participación activa de Messi y correcto acompañamiento del resto le alcanzó a la Argentina para arrancar con el pie derecho las eliminatorias rumbo a Qatar 2022. Escueto y Apenas discreto 1 a 0.

En los primeros 45 minutos Armani no sólo no tuvo que esforzarse, sino que las poquitas pelotas que tocó fue porque Otamendi o Martínez Quarta lo hicieron entrar en juego. Desde esa óptica posiblemente se encuentre el camino más rápido para explicar la superioridad de Argentina sobre Ecuador, con un Messi metido, conductor, jugando y intentado hacer jugar. Es que tampoco le resultó del todo sencillo a Argentina vestirse de equipo temible. El acompañamiento de Leo no fue el mejor y sin tanta creación en el juego, Lautaro Martínez quedó demasiado aislado, al menos en ese primer tiempo en que el equipo albiceleste encontró la tranquilidad necesaria con ese penal de Messi convirtió sobre los 12', pese al esfuerzo de Alexander Domínguez.

Penal.jpeg
Ocampos es víctima de penal, que convirtió Messiiñán.

Ocampos es víctima de penal, que convirtió Messiiñán.

Después, mas tranquilidad que mejora en el juego. Porque salvo Ocampos y su insistencia por derecha, al resto le costó entrar en circuito y sólo Messi, con algunos arrestos individuales trató de ingeniárselas para armar algo digno. Al menos en el primer tiempo eso no pasó, aunque, lo dicho, con eso poco le alcanzaba.

Tan llamativa fue la tranquilidad que mostró Argentina que permitió que Ecuador se animara. Porque amén de que otra no le quedaba al equipo de Alfaro, el de Scaloni no pudo escudarse en el juego y a partir de ahí esconderle el baló. Messi siguió como el transportador, pero sin una compañía lo suficientemente eficaz como para allanar definitivamente el camino al triunfo. Un remate de Ocampos en el inicio del complemento que Domínguez mandó al córner y un remate de Leo que se desvió en un defensor visitante. Es cierto, la tibieza de Ecuador se hizo carne en la poca imaginación, porque pese al mejor manejo de la pelota, sólo una trepada con posterior remate de Estupiñán (Armani estaba bien parado en el primer palo) fue lo que ofreció.

Y así, en medio de la pobreza de uno y la miseria del otro Argentina se dio el lujo de ser el menos peor. Sólo con eso le alcanzó para arrancar con el pie derecho en esta nueva etapa rumbo a Qatar.

Sintesis.JPG

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS