Ovación

Central pescó un gran triunfo en Mar del Plata

El canalla no jugó bien durante largos pasajes del partido, pero ganó con poco en la Feliz ante un flojísimo Aldosivi y continúa soñando con la clasificación

Sábado 17 de Abril de 2021

Sacó un triunfo de la galera. Acopió tres puntos esperanzadores en medio de un mar revuelto de imprecisiones. Central venció a Aldosivi 1a 0 cuando los dos equipos estaban sellando la paridad con una sonrisa. El equipo canalla ganó porque capitalizó una acción aislada. Y es lo que cuenta. También lo único rescatable de su excursión a Mar del Plata. El tiburón estuvo tan mansito que fue prácticamente un turista en el estadio José María Minella. El elenco de Arroyito le hace sombra a los demás equipos que aspiran a clasificar en la Zona A.

  Cualquiera de los dos podría haber naufragado. El canalla y el tiburón anduvieron a los ponchazos durante todo el desafío. El que se animaba, lo ganaba. A Central le cayó la ficha en el final y por eso culminó la velada destilando felicidad y mirando el horizonte de las chances con más optimismo.

  El planteo del Kily González volvió a fallar de arranque. Le inventó un puesto a Emiliano Vecchio que atentó contra toda buena voluntad de generar peligro en materia ofensiva. El 10 se sintió muy incómodo con el rol asignado. Estuvo tratando de adaptarse a una función desconocida y casi nada practicada en la previa.

  Recién en el complemento se animó a subir unos metros. Quizá lo hizo por inercia. Pero fue determinante porque fue quien asistió a Zabala en el gol de la victoria cuando se venía el campanazo.

  Todo lo demás es para revisar. Sobre todo porque ahora se viene un partido copero en Paraguay ante 12 de Octubre. Si Central se planta como ayer en la Feliz, será realmente temerario.

  Es verdad que de los dos, el menos anémico ayer fue el canalla. Aunque compararlo con un Aldosivi que no ofreció ningún tipo de resistencia no es muy saludable.

  Los de Arroyito amagaron con comerse crudo al tiburón en el amanecer del partido. A los 30 segundos casi factura Ruben. Pero falló. Como luego lo hizo en otra oportunidad. El 9 deambuló arriba en soledad casi siempre. La respuesta llegó al ratito por un error de Broun, quien no controló el balón y se la dejó servida a un rival, que remató y el arquero evitó el gol en una rápida acción. El encuentro comenzó a ser chato. El planteo auriazul, compuesto por un 4-3-3 no lograba sincronizar. No florecían las combinaciones de Pupi Ferreyra con Gamba o Marinelli. Mientras que Vecchio seguía sin entrar en sintonía.

  Así y todo, el equipo auriazul tuvo otra chance a los 20’ por intermedio de Marinelli, quien no llegó a conectar la pelota en el segundo palo tras un lateral largo de Avila. Más tarde, Pupi Ferreyra recibió la pelota solo, se acomodó, pero la mandó lejos de los límites reales de peligro. Antes de ir al descanso Gastón Avila sacó un misil desde media distancia que se fue desviado al córner.

  Aldosivi, a esta altura, era un descontrol. Un equipo desparramado en la cancha. No daba ni temor. Estaba totalmente adormecido. No por mérito de Central.

  Para la segunda mitad no varió el ADN del juego. Ambos seguían en las suyas. En realidad, ninguno hacía mucho esfuerzo como para ser determinante. Todo era confusión, por más que Central avisó que seguía vivo cuando Ruben metió dos cabezazos desviados. Guzmán remató con zurda mal (53’), como para certificar que no era la tarde del local.

  El tiempo estaba llegando al final cuando de la nada apareció Vecchio en ofensiva y le puso un buen pase al ingresado Diego Zabala. El uruguayo encaró, amagó a su rival y sacó un disparo que, si bien no fue tremendo, terminó en gol. Por más que Aldosivi tuvo una chance al instante, lo concreto es que los tres puntos quedaron debajo del brazo canalla.

  Central dejó el estadio Minella con una sonrisa de oreja a oreja y mirando más de cerca a los demás equipos que también pugnan por clasificar entre los cuatro primeros. Por dentro, el Kily se trajo mucha tarea por resolver porque el equipo sigue siendo poco fiable.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario