Central

Central es líder y solitario vencedor de visitante

El canalla manda en la Superliga tras la derrota de Boca. Además es el único que ganó fuera de su casa en las dos primeras fechas.

Martes 21 de Agosto de 2018

Hace algo más de dos años Central también ganó las primeras dos fechas del torneo. Como en la actual Superliga, con el 1-0 a Banfield y el 1-0 a Talleres. Pasó en el torneo 2016, en febrero. Y el año anterior también había repetido triunfos. Pero para igualar esos arranques a este equipo dirigido por el Patón Bauza le falta vencer también en la tercera fecha, el domingo en el Gigante a San Martín de Tucumán. Sin embargo, la actualidad invita a soñar y además deja bien sentado que el canalla es el único líder del torneo tras el porrazo de ayer de Boca ante Estudiantes (ver página 4) y el empate de Unión (ver página 5). Y además es el único que logró ganar de visitante luego de consumarse las dos jornadas iniciales.

Este contundente inicio tiene la particularidad de que destronó de la cima al bicampeón Boca. Aunque los archivos indican que en el 2016 el canalla lideraba la Zona 1 junto a Colón (en la Zona 2 punteaban Aldosivi, Atl. Tucumán y Lanús). Mientras que en el 2015 era puntero con Boca, Vélez y Estudiantes.

Aquel último inicio ganador del 2016 fue con un 1-0 de local ante Godoy Cruz (26' César Delgado) y la victoria por 2-0 en el clásico jugado en el Gigante, con tantos de Larrondo (55') y Ruben (90'). Y continuó con un 2-0 en cancha de Independiente, para cortarse con la igualdad 3-3 frente a River en Arroyito.

Y el del 2015 fue desde el 13/2 con un 1-0 en el Cilindro de Racing seguido por el 2-1 sobre Tigre, 1-0 con Crucero en Misiones, 3-1 a Olimpo en Bahía Blanca y 1-0 ante Temperley en Arroyito, cortándose con el 1-1 en Rafaela ante Atlético. Incluso la mejor racha se extiende a 5 victorias en fila en el inicio del 2015 con Coudet al frente de las formaciones canallas en el debut como técnico.

No obstante, el presente de Central es muy bueno. Porque hizo los deberes sin fisuras y acopió los seis puntos que disputó. Le sirve de lo lindo para nutrir el anémico promedio y para comenzar siendo el foco de atracción en el inicio de la Superliga, que ayer fue noticia porque Boca perdió y cedió su condición de puntero exclusivo después de 617 días y dominar durante 46 jornadas el campeonato grande.

Y que el que tomó la posta es nada menos que el equipo del Patón. Ese mismo que puede no seducir a la vista, pero que hasta ahora viene tumbando rivales sin cesar porque metió tres victorias oficiales de tres presentaciones: dos por Superliga y una por Copa Argentina. El próximo domingo Bauza y compañía tendrán el desafío de ratificar lo hecho hasta el momento.

No será una misión imposible porque el rival de ocasión será el recién ascendido San Martín de Tucumán. Los canallas deberán estar a la altura para confirmar que lo hecho hasta el momento no es fruto de la casualidad. Mientras tanto, disfruta el presente mirando a todos desde bien arriba.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario