Ovación

Central arrancó el año con un tropiezo: perdió con Belgrano por penales

Cayó por 4 a 2 tras empatar en los 90 minutos por 1 a 1. El delantero Brunetta abrió la cuenta para el Pirata a los 6', y el atacante Diego Becker consiguió la igualdad sobre la hora.

Domingo 13 de Enero de 2019

Esta vez la moneda no cayó para el lado de Central. Esta vez el nombre del canalla no salió en la lotería de los penales. Esa que lo catapultó a la gloria en la final de la Copa Argentina. Esta noche la balanza se inclinó para el lado de Belgrano, que se impuso por 4 a 2 desde los doce pasos luego de que el partido terminara empatado por 1 a 1 en los 90 minutos.

A los 6' el delantero Brunetta puso el 1 a 0 para el Pirata tras convertir de penal, luego de que Carrizo diera mal un pase para atrás y que Ortiz cometa una falta dentro del área. Pero el local respondió sobre la hora y estableció la igualdad con un tanto del delantero Diego Becker.

La apertura del marcador no dio tregua. Los equipos todavía se estaba acomodando cuando, el atacante Suárez aprovechó un error de Carrizo, enganchó ante la marca de Ortiz, y cayó en el corazón. El árbitro Trucco no dudó en sanción penal, y Brunetta lo cambió por gol.

Los primeros pasajes del partido mostraron a su Central desdibujado. Porque no supo manejar la pelota y le costó salir de su campo. Y eso se reflejó en las jugadas de peligró que hilvanó Belgrano, que no estiró la ventaja debido a que el arquero Ledesma respondió una y otra vez de gran manera cuando fue exigido.

Recién a los 23' el equipo del Patón Bauza hilvanó una jugada grupal con peligro cierto. La jugada terminó con un centró sobre el área chica, pero la defensa Pirata la desactivó.

Diez minutos más tarde el canalla volvió mostrar una señal positiva. Una triangulación por de la derecha derivó en un centro de Lioi a la cabeza del Pachi Carrizo, que desde el borde del área chica cabeceó desviado.

En lo que quedó de la primera mitad las jugadas del peligro brillaron por su ausencia, y el Pirata se fue al descanso en ventaja.

Central mostró un importante cambio en su juego en el complemento. Principalmente porque el Patón Bauza metió mano en el equipo. Dispuso el ingreso de Jonás Aguirre y Diego Becker en reemplazo de Federico Carrizo y Andrés Lioi, que no participaron demasiado del juego en la primera etapa.

El canalla dio claras muestras de mejora. Comenzó a manejar la pelota y se ubicó en campo rival. Pero no pudo lastimar al Pirata, que si llegó con peligro al arco de Ledesma de contragolpe.

El local intentó una y otra vez. Pero no encontró los caminos al gol. Principalmente porque cuando fue por el medio no lastimó, cuando probó con centros cruzados la visita se impuso en el juego aéreo, y no estuvo fino con los envíos a arco desde larga distancia.

Central fue más que su rival en el complemento. Pero Belgrano tuvo varias oportunidades para liquidar el partido. No lo hizo solamente porque no estuvo fino a la hora de dar la estocada final.

Y como dice una de las máximas del fútbol, los goles que se erran en un arco se convierten en el otro. Sobre la hora Becker recibió la pelota a espaldas de los defensores y definió de forma exquisita para establecer el empate.

Así, la historia se definió con envíos desde el punto penal. Y esta vez la moneda cayó para el lado del Pirata, que se impuso por 4 a 2 y terminó festejando en el Gigante de Arroyito.

Embed



¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});