OVACION

Central alcanzó un gran rendimiento y obtuvo un triunfo clave en la Sudamericana

El equipo canalla dominó a San Lorenzo casi a lo largo de todo el partido y lo venció por 2 a 0 con goles de Almada y Gamba

Miércoles 28 de Abril de 2021

Una victoria de punta a punta. Central jugó un primer tiempo distinguido. El mejor desempeño en ese lapso del ciclo de Cristian González. Y es una buena señal. Porque si pudo alcanzar ese rendimiento solo es tratar de extenderlo en el tiempo. Ya que desde allí logró una victoria clave ante San Lorenzo por la Copa Sudamericana. La que le permitió proyectar la ilusión. 2 a 0. Almada al principio y Gamba en el final. Y ahora a esperar un domingo clásico.

Esta vez sí Kily. Tus reiterados enunciados en las conferencias en esta ocasión tuvieron en la cancha su correlato. En esta oportunidad tus palabras estuvieron fundamentadas en el juego. Porque Central fue protagonista, vertical, profundo y por momentos con un interesante caudal futbolístico. Tanto que redujo a la mínima expresión a un San Lorenzo que quedó desorientado, impotente y a merced de lo que quisiera hacer el equipo canalla.

Y no hubo misterios. El pragmatismo y la simpleza estuvo representada por un conjunto que tuvo dinámica, velocidad, cambio de ritmo, pausa para reorganizarse y osadía. Once jugadores plenos. Todas herramientas necesarias que combinadas hacen a un funcionamiento. Porque los zagueros jugaron acortando los espacios, los laterales hilvanaron por los costados con los volantes, los mediocampistas centrales se relevaban coordinados, y los delanteros mostraban esa movilidad para ser opciones de pase.

Luciano Ferreyra mostró sus condiciones desequilibrantes, Zabala fue una pesadilla por la derecha y haciendo diagonales, Martínez Dupuy se las ingeniaba para descolocar a los zagueros rivales, Gamba buscaba los espacios mientras Villagra rompía líneas y Ojeda ordenaba con sus pases y ubicación. Y en el fondo Laso, Almada y Broun sosteniendo.

Desde esa estructura Ferreyra metió un tiro preciso al área y Almada tocó al gol. Temprano ya Central marcaba la diferencia. La que pudo ampliar una y diez veces. Pero falló en la definición. Hasta que cerca del final Emiliano Vecchio ingresó al campo y con resto físico hizo una gran jugada para que Gamba hiciera el segundo.

Es cierto que en el entretiempo Diego Dabove metió variantes tratando de sacar a su equipo del ostracismo. Y lo logró por momentos, porque los ingresos de Angel Romero y Juan Ramirez le dieron otra fisonomía por las virtudes de ambos. En paralelo Central por el cansancio flexibilizó las marcas y el orden empezó a mostrar fisuras.

Pero hubiera sido mucho castigo si en ese momento San Lorenzo conseguía la igualdad. Por eso el segundo gol canalla impuso la justicia. Y Central jugó muy bien y ganó. Y ganó con plenitud futbolística. Ahora sí Kily. Ahora sí.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario