Opinión

Fallo sádico e ilegal

A días de las Paso no se agotan los debates económicos y políticos que afectan a este país en crisis.

Viernes 02 de Agosto de 2019

A días de las Paso no se agotan los debates económicos y políticos que afectan a este país en crisis. Pero se olvidan otros tantos debates como el de la Interrumpción Legal del Embarazo (ILE) y eso nos pinta como desmemoriados o mucho peor, como un país impávido ante la vulneración de derechos.

El reciente fallo de una jueza de Corrientes en favor de una adopción prenatal, hacia una niña embarazada de 17 años, abusada reiteradamente por su padrastro desde que tenía 13 y que pidió no continuar con la gestación es sádico e ilegal. "No quiero tener de nuevo otro bebé a la fuerza", dijo la jovencita, pero la magistrada Marta Legarrerta, desconociendo una norma vigente desde 1921 que contempla la ILE en estos casos, autorizó la intervención cuando no es necesario. "Estamos en Corrientes", se justificó tras judicializar el tema a través de una nota que envió al hospital. "Sabía que no le iban a hacer el aborto tan fácil, claro que le correspondía, pero ningún médico quiere hacer abortos, y mucho menos tan avanzados", evaluó.

La jueza y los médicos decidieron que la niña llevara adelante un segundo embarazo producto de reiteradas violaciones de la pareja de su madre. La convirtieron en una incubadora humana a pesar de que la adolescente expresó su deseo de no continuar con la gestación en el juzgado de Paso de los Libres, donde acudió acompañada de su tía tras escapar (sí, tuvo que escapar)de la casa donde convivía con el abusador.

No es casual la cruel decisión de la jueza y de los médicos de una provincia declarada "pro vida" desde 2011. Un territorio donde se evita implementar el protocolo en caso de abortos no punibles; donde se registra una de las mayores tasas de embarazo adolescentes del país (madres de entre 10 y 19 años, en muchos casos embarazadas tras violaciones).

Y donde, no olvidemos el debate, una legisladora se animó a igualar fetos con perritos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario