La Región

Siete allanamientos con un detenido en operativos por abigeatos

Se dieron en el marco de numerosas denuncias realizadas por robo de ganado en el sur provincial.

Sábado 23 de Febrero de 2019

Siete allanamientos casi en simultáneo se realizaron en las localidades de Firmat y Villada, y una persona quedó detenida sospechada de cometer abigeatos. Los operativos, que se llevaron a cabo la mañana del miércoles, fueron ordenados por el fiscal Matías Merlo y realizados por la división Los Pumas de la policía de Santa Fe. Se secuestraron armas de fuego y cartuchos de diferentes calibres, aunque una mínima cantidad de carne vacuna (21 kilos).

La investigación fue llevada a cabo por los efectivos policiales de la División Pumas en conjunto con el Ministerio Público de la Acusación. Los efectivos recolectaron información de los diferentes casos ocurridos en la región y una vez analizada la información solicitaron las órdenes de allanamiento. Seis procedimientos se llevaron adelante en la ciudad de Firmat y el séptimo en la localidad de Villada.

Según informaron fuentes policiales en los procedimientos se detuvo un hombre, secuestraron dos armas de fuegos, más de 90 cartuchos de distintos calibres, 16 teléfonos celulares y alrededor de 21 kilos de carne vacuna que fue desnaturalizada debido a que es de origen de faenamiento clandestino. Incluso la misma se encontraba sin frío al momento de ser localizada, ya que intentaron esconderla para que no sea hallada por la policía al momento del allanamiento.

Desde el Ministerio de Seguridad de la provincia destacaron la labor de la Policía y el trabajo en conjunto con la Fiscalía que llevó a esclarecer el hecho. Todo lo secuestrado y el detenido fueron puesto a disposición de la Justicia. Durante los procedimientos prestaron colaboración personal policial de la Comisaría 13ª de Firmat y Comando Radioeléctrico de la URVIII.

Hechos delictivos

Estos procedimientos surgen a raíz de los diversos hechos delictivos vinculados al cuatrerismo que se dieron en la zona rural del Departamento General López, luego de las reuniones que mantuvieron autoridades políticas, División Pumas, integrantes de la Sociedad Rural y la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe). Se está llevando a cabo una serie de investigaciones y operativos en carnicerías de la ciudad, acompañados por controles en ruta a quienes trasladan ganado en pie.

Tal como lo publicó LaCapital en su edición del 2 de enero, por esos días La Agencia de Seguridad y Promoción Alimentaria de la Municipalidad (Aspa) junto a la División Pumas de Venado Tuerto llevaron a cabo una serie de intervenciones en tres carnicerías de la ciudad. Con la participación de jueza de Faltas, Janina Ferreyra, los procedimientos derivaron en actas por diversas faltas que presentaban los locales, y se interdictaron alrededor de 550 kilos de carne, ya que la policía no pudo verificar la trazabilidad de la procedencia.

Los hechos llevaron a la Dirección General de Seguridad Rural Los Pumas a ordenar un plan de contingencia a los efectos de contrarrestar tal situación y como respuesta al requerimiento social, como así de los productores que resultaran directamente damnificados de enunciados hechos.

Es que la seguidilla de robos de ganado en distintas localidades como Christophersen, María Teresa y Villa Cañás, entre otras del departamento General López, encendieron la luz de alarma entre los productores y las mismas autoridades.

En su edición del 21 de enero, este diario dio cuenta de una reunión en María Teresa donde participaron productores y vecinos, quienes expresaron la situación en la que estaba cada uno de los campos y cuántas pérdidas habían sufrido por el accionar de cuatreros y faenadores clandestinos. Algunos hicieron denuncias, otros no las cursaron pese a haber sufrido también los despojos. Las pérdidas son millonarios desde que comenzaron los robos de hacienda a mediados de 2018.

Las personas encargadas de cometer estos delitos tienen un grado alto de conocimiento del lugar y de la actividad. "No es fácil manipular animales de más 400 kilos, con muy poca luz y con la necesidad de hacer rápido el robo", detalló entonces una fuente policial.

Una de las grandes preocupaciones era que no hubiera detenidos ni sospechosos, y que no se había recuperado nada de lo robado. Por eso pidieron más presencia policial en la zona rural y un incremento de los recursos para poder realizar más controles, y que los organismos encargados de controlar el sistema cárnico, realicen tareas en locales comerciales e informen a la comunidad sobre los peligros de comprar carne de faena clandestina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});