La Región

Los municipales vuelven a trabajar tras 10 días de paro

El gobierno entrante canceló los sueldos de noviembre y logró desactivar el conflicto laboral que heredó de la gestión anterior.

Jueves 19 de Diciembre de 2019

Después de diez días de paro los trabajadores municipales de Carcarañá retomarán hoy sus actividades al cobrar los haberes atrasados de noviembre que reclamaban. La esperada noticia de que estaban disponibles los fondos para cancelar lo adeudado fue confirmado al gremio por el flamante intendente, Miguel Vázquez, quien se mostró satisfecho de destrabar el conflicto para empezar a encaminar su gestión y echar manos a la obra.

"Era una prioridad que pudimos resolver gracias a un descubierto bancario que deberemos saldar en los próximos días y recursos genuinos provenientes del pago de tributos en cajas de cobranza que tiene habilitadas el municipio", explicó el mandatario local. Y en esa linea calificó como de un "alivio" haber normalizado la situación salarial ya que "nos permitirá empezar a poner en marcha la actividad municipal para resolver necesidades y demandas en distintos puntos de la ciudad que lamentablemente luce descuidada después de tanto tiempo de inactividad".

Tras sortear el primer escollo ahora tendrá por delante el desafío de pagar en término los haberes de este mes y el aguinaldo, para lo cual ya encaró y avanza en gestiones ante la provincia a fin de acceder a herramientas que le faciliten cumplir con tal propósito. No obstante y si bien debe lidiar con la crítica situación económica y financiera que heredó del gobierno anterior, Vázquez dijo estar convencido de que podrá superar la difícil coyuntura para luego llegar adelante acciones que permitan mejorar la calidad de vida de los carcarañenses.

En tanto el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Carcarañá, Gastón Paz, valoró la predisposición del intendente en "moverse rápidamente para afrontar el reclamo salarial ini ciado antes que asuma su cargo y que le tocó resolver, por lo que agradecemos su actitud".

El dirigente gremial dijo que "haber cobrado los salarios es tranquilizador para la familia municipal carcarañense después de haber llevado adelante una lucha larga, difícil y compleja que terminó dando buenos resultados". Y en ese marco recordó que los empleados vienen atravesando desde hace tiempo situaciones de zozobra por incumplimientos salariales, lo que derivó en distintas movilizaciones de protesta, de las que dio cuenta oportunamente La Capital, contra la administración saliente que, como ya fue puntualizado, concluyó su período con un paro laboral que debió solucionar el nuevo gobierno.

A pesar de los problemas que con lo que se topo el gobierno reciente asumido, Paz dijo ser optimismo en que "las cosas empiecen a cambiar a partir de ahora para que los trabajadores puedan cobrar los salarios de la forma que corresponde".

Claro que además de ello, la gestión actual también tendrá la responsabilidad resolver otras cuestiones no menos complejas como afrontar obligaciones con proveedores, a los cuales prevé ofrecerles un plan de pago para regularizar lo adeudado y abonar los compras que realice a partir de ahora. El Ejecutivo ya envió al Concejo una ordenanza en tal sentido, que además contempla la postergación de la emergencia económica y la puesta en marcha de una auditoría externa para evaluar el estado de las arcas municipales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario