La región

Dieciséis años de cárcel para un cura de Reconquista por abuso sexual

Néstor Monzón fue acusado de un delito ·gravamente ultrajante" contra un nene y una nena de 3 y 4 años.

Miércoles 18 de Diciembre de 2019

Un Tribunal de Santa Fe condenó hoy a 16 años de cárcel al cura Néstor Monzón por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante, calificado por ser el imputado ministro de un culto religioso, en perjuicio de dos menores de edad, en hechos ocurridos cuando estaba al frente de la parroquia María Madre de Dios de la ciudad de Reconquista. Los abusos fueron cometidos contra un nene de 3 años y una nena de cuatro en ese entonces.

El cura Monzón, de 51 años, fue condenado por el tribunal integrado por los jueces Claudia Bressán, Santiago Banegas y Martín Gauna Chapero, que en el mismo fallo lo absolvieron por el beneficio de la duda de la acusación de “producir un grave daño en la salud de la víctima en perjuicio de ambos menores”.

La querella que representa a los intereses de la familia de la pequeña -que por entonces tenía 4 años- entendían que debía ser condenado a 16 años de cárcel de cumplimiento efectivo. En tanto, la querella del nene también pidió 16 años de cárcel para el cura.

La defensa de Néstor Monzón había solicitado la absolución porque consideraba que "no se ha podido probar" la culpabilidad de su cliente o que incluso le asiste el beneficio de la duda.

En tanto, el fiscal regional Rubén Martínez comentó que "si bien el condenado no quedó privado de su libertad, en los alegatos de clausura solicitamos que se trate de forma inmediata la prisión preventiva. Entendemos que hay una sentencia de un tribunal de primera instancia que dispuso algo concreto, por lo tanto, se incrementa el riesgo de fuga".

El fiscal recordó el pedido realizado a la Oficina de Gestión Judicial para que ordene "de forma inmediata" una nueva audiencia para "solicitar la prisión preventiva".

>> Leer más: Un cura liberado por la Justicia volvió a ser detenido por abuso sexual de un menor

La investigación judicial comenzó en el año 2015 tras la denuncia de la madre de la niña abusada ante el Centro de Orientación a la Víctima de Violencia Familiar y Sexual de la Unidad Regional IX.

Para el fiscal Alejandro Rodríguez "no quedan dudas de que el sacerdote desplegó una acción tendiente a cometer los abusos sexuales en circunstancias que son gravemente ultrajantes para las víctimas, que debieron sufrir agresiones físicas y psicológicas que no tenían por qué soportar".

Además, el funcionario del MPA recordó que "los abusos sexuales generan consecuencias perjudiciales que dañan severamente el desarrollo afectivo, cognitivo y sexual de las personas, más aún cuando las víctimas son tan pequeñas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario