La Región

Chovet, un pueblo de muchos descendientes croatas que respira deporte hace años

La localidad santafesina tuvo cerca de 20 pilotos de automovilismo y hoy posee el único equipo de vóley de la región que juega en ligas nacionales.

Martes 10 de Julio de 2018

Cada localidad del sur santafesino tiene su característica, su fortaleza en algo. Así por ejemplo Murphy descolla por ser un semillero de futbolistas o Elortondo por ser un pueblo en dónde el fútbol divide pasiones con el básquet. En el caso de Chovet la particularidad es que, por tratarse de un pueblo de unos 2.500 habitantes, nutre a buena parte del deporte nacional en distintas disciplinas. En la colonia prevalecen los descendientes de Croacia, y hoy la localidad vive un momento especial por el Mundial de Fútbol, ya que el equipo de Croacia es unos de los semifinalistas del torneo.

El pueblo llegó a tener cerca de 20 pilotos de distintas disciplinas automovilísticas y ahora sobresale con la práctica del vóley.

El de Chovet es el único equipo de vóley de la región que logró jugar en las grandes ligas nacionales y de aportar jugadores de elite en el concierto nacional.

Desde 1994, la localidad de Chovet comenzó a incursionar en un deporte "nuevo" por aquel entonces en el departamento General López: el vóley. Muy pocos equipos lograban destacarse y hoy 24 años después la historia supo reconocer todo el sacrificio a lo largo de este tiempo, detalló hace poco la agencia provincial de noticias Transmedia.

El gran salto a la "fama" nacional se dio entre el 2009 y el 2013, cuando jugaron el Torneo Nacional de Ascenso (TNA). Muchos equipos de renombre de diferentes puntos de la República aterrizaban en el pueblo para disputarle de igual a igual los partidos al Defensores de Chovet, apodado el rojo por su camiseta. El férreo trabajo del profesor José "Piojo" Rossi encontró el apoyo necesario del club.

Croatas

Una característica indispensable a la hora de poner en marcha el proyecto es el semillero con el que cuenta la localidad. La base está de movida por la propia historia de Chovet. Esta localidad ubicada en el departamento General López, a 50 kilómetros de Venado Tuerto y 130 de Rosario, es una colonia en dónde prevalecen los descendientes de la ex Yugoeslavia; más concretamente de Croacia, aunque también hay algunos serbios.

La disolución de Yugoslavia se refiere a lo ocurrido en la antigua Yugoslavia entre el 25 de junio de 1991 y el 5 de junio de 2006, que condujo a esa disolución y a la formación de seis nuevas repúblicas soberanas (Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Macedonia y Serbia). En Chovet la mayoría pertenecen a la comunidad croata.

El rasgo vital del croata es su altura y gran porte y eso se vio también en el vóley con jugadores que descollan en la Liga Nacional como Federico Franetovich, que integró todos los procesos de selecciones argentinas juveniles y hoy juega en Libertad de San Jerónimo, además de salir campeón con Bolívar. Dani Galván también jugó en el mismo equipo y fue subcampeón de la liga.

Otro caso fue el Mateo Bozicokivch, campeón con UPCN, y su hermano más chico que está jugado a nivel nacional, Wenceslao Bozikovich, que jugó la A2 con 18 años para Echagüe de Paraná. A eso se suman a todos los chicos que integraron selecciones de provincia en procesos de juveniles, los que son vistos en torneos interasociaciones.

Superpiojo

"El Piojo" Rossi, carismático entrenador y de cualidades humanas dignas de destacar, detalló a Transmedia que "los primeros años costaron mucho, fueron duros para captar a los chicos y que les interese jugar. Hoy es una disciplina que está instalada en el pueblo. Fue una cadena", afirma quien en su época supo ser un mediocampista huidizo en el club San Martín de Chovet.

Sobre el semillero de vóley, Rossi dijo que quien está dando que hablar es Juan Mateo Salto (12 años y 1,80 de estatura), que estuvo entrenando con la selección provincial. "A los chicos primero les tiene que gustar hacer deporte. Acá no diferenciamos y en el club juegan todos. Indudablemente por biotipo los más altos son los más buscados para integrar planteles a nivel superior. Nadie se va sin jugar. Tratamos de hacerlo recreativo, que se diviertan y jueguen en un nivel competitivo. Disputamos torneos abiertos en muchas provincias y a la vez clasificamos para jugar ligas nacionales o campeonatos argentinos. Eso es vital. Los que nos mantiene vivos y a los chicos les gusta", dijo en entrenador que además destacó que eso les brinda a los chicos la posibilidad de conocer muchos lugares y personas.

"En Chovet venimos junto con Piojo, Santiago Araujo y Diego Di Paulo hace años trabajando con jugadores que los tenemos desde chicos. Yo me dedico más a las inferiores de mujeres y este año estamos con minivóley y sub 12", explicó una de las colaboradoras del Piojo, Cintia Pacheco profesora y jugadora de 32 años que tiene la particularidad de entrenar a su hija.

Cintia, realzó las ventajas de trabajar con jugadoras desde muy chiquitas tras señalar que "ya la pudimos aplicar muy bien. Y se están notando los resultados. El 2017 en sub 12 y sub 13 terminamos ganando en nuestra zona los últimos Gran Prix lo cual fue muy satisfactorio para las nenas. Y para nosotros como técnicos".

Semillero de deportistas

Hoy se destacan los jugadores de vóley Franetovich, Mateo Bozicokivch y Wenceslao Bozikovich pero hubo otros en un pasado no muy lejano como Luciano Colman. También en fútbol Chovet hizo su aporte y tuvo un récord difícil de igualar; cerca de 20 corredores en distintas disciplinas como las categorías zonales de automovilismo, karting, motocross, cuatriciclos y de categorías nacionales de Turismo en donde Hernán Bradas pudo consagrarse campeón en lugar de su amigo fallecido Walter Tanoni.

Tanoni murió en septiembre en un accidente en la ruta 33 a kilómetros de Chovet. Hernán Bradas ganó dos veces a bordo del auto del piloto fallecido y convirtió a su amigo en campeón post mórtem un par de meses más tarde, el 11 de diciembre de 2000.

En materia futbolística se destacaron jugadores de la talla de Jorge Luján Gabrich; un delantero goleador que debutó en NOB y sobresalió en la década del 80. En su etapa profesional jugó 288 partidos y convirtió 104, un promedio de 0,36 gol por partido. Iván César Gabrich, primo de Jorge, fue otro delantero que se destacó en la década del 90 y debutó también en NOB. Jugó 235 partidos en su etapa profesional y convirtió 50 goles. Un promedio de 0,21. Hoy y también en NOB está el arquero Luciano Darío Pocrnjic, 36 años y de 1,92 de altura. La particularidad es que los tres son descendientes de croatas al igual que la mayoría de los jugadores de vóley y el automovilista Bradas.

Futbolistas, jugadores de vóley y automovilistas de Chovet se destacaron y lo siguen haciendo a nivel nacional

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});