La Región

Ahora anunciaron que arreglarán la autopista a Córdoba en marzo

El municipio de Carcarañá levantó la clausura del peaje, pero hay un proyecto para que no se cobre hasta que se hagan las obras.

Viernes 22 de Febrero de 2019

La "rebelión civil" que generó el mal estado de la autopista Rosario-Córdoba, sobre todo en el tramo entre Roldán y Carcarañá, comenzó a dar sus frutos. Aunque se encargó de desvincular una cosa con la otra, la Dirección Nacional de Vialidad confirmó que los trabajos de reparación del corredor comenzarán durante los primeros días de marzo.

Mientras tanto, las cabinas de peaje de Carcarañá volvieron a funcionar ayer luego de que la Municipalidad de esa ciudad levantara la clausura que había dispuesto el miércoles por falta de habilitación municipal de la empresa y de pago del tributo que debe abonar al municipio.

Y en Buenos Aires, el diputado nacional Luis Contigiani pidió que no se cobre el peaje hasta tanto se realicen las obras que los usuarios están reclamando en el controvertido tramo (ver aparte).

Contigiani ya había presentado el miércoles otro proyecto para que el Ejecutivo nacional declare la emergencia vial en la autopista AU9 "en el tramo entre los ingresos a las localidades de Roldán y Carcarañá", y que "inicie los trámites correspondientes para la revocación de la concesión del corredor F, actualmente en manos de la empresa Corredor Panamericano II SA, por incumplimiento manifiesto del contrato"

Frente a esto, Corredor Panamericano I y Corredor Panamericano II, las contratistas por sistema de participación público privada (PPP) de los corredores nacionales Vial E (Buenos Aires-Rosario) y Vial F (Rosario-Córdoba), aclararon en un comunicado que hicieron llegar a este diario que "el tramo comprendido entre los kilómetros 297 y 336,20 de la autopista AU9 no se encuentra todavía bajo su administración, debido a que tiene obras de reparación, mantenimiento y señalización no finalizadas a la fecha y concesionadas con anterioridad a otra empresa".

Fuentes de las compañía explicaron que, cuando recibieron la concesión de la autopista a Córdoba, el tramo Roldán-Carcarañá no ingresó en el contrato, ya que estaban esas obras pendientes, que debieron terminar en octubre de 2018.

Llegan tarde

En la misma sintonía, el gerente regional de la Dirección Nacional de Vialidad, Luis Figliozzi, admitió que las obras "llegan tarde" y que "corresponden al anterior concesionario". Además, en declaraciones radiales que fueron reproducidas por la edición digital de LaCapital, aclaró que no se realizarán como consecuencia de la queja de los usuarios, sino que "ya era un trámite a punto de concretarse".

"Teníamos prevista una obra de rehabilitación con el concesionario anterior, pero por varias razones no se pudo comenzar, aunque estamos en condiciones de confirmar que vamos a empezar en marzo (con las obras de reparación)", precisó Figliozzi a la difusora mediterránea Cadena 3.

Figliozzi reconoció que "lamentablemente se llega tarde y queda como que ocurre después de este revuelo, pero para que se empiece a trabajar en tan corto plazo es porque ya estábamos con los contratos listos, con muchas cuestiones administrativas avanzadas", aunque no brindó mayores detalles de qué empresa estará a cargo de los trabajos.

El funcionario confirmó que la primera mano a intervenir es la que viene de Córdoba a Rosario, la que mayores quejas viene recogiendo a lo largo de las últimas semanas, y que motivó que los automovilistas se negaran a abonar el peaje de 55 pesos que deben abonar en la cabina de Carcarañá, clausurada anteayer por el municipio que tiene jurisdicción sobre el lugar, por falta de habilitación de pago de las tasas correspondientes.

"Es una obra que teníamos previsto ejecutar con la concesionaria anterior, y por distintos temas administrativos no se pudo ejecutar en tiempo y en forma, ahora los contratos se están resolviendo", precisó ayer el gerente regional de Vialidad.

Dos contratos distintos

Figliozzi detalló que "a principios de marzo vamos a iniciar los trabajos de reparación de las dos calzadas, con dos contratos distintos, la que va de Córdoba a Rosario es la que está en peor estado y es la que primero vamos a tratar de intervenir. La otra es la de Rosario a Córdoba que está un poco mejor". Y adelantó que los trabajos "van a llevar entre seis y ocho meses".

Específicamente, las tareas serán "fresar la capa existente, bachear, sobre eso va una capa de reposición del mismo espesor de lo que se fresa y después otra capa nueva. En total son 17 kilómetros de un tramo y 23 del otro", precisó a la emisora cordobesa.

El funcionario insistió que "la obra se dilató de la concesión anterior, y se fue deteriorando el asfalto, igual no sirve echar culpas, tenemos que hacer la obra que estaba prevista. No es el concesionario actual el que tiene la responsabilidad sobre ese tramo, incluso no se le ha entregado ese tramo al actual concesionario hasta tanto no se haga la obra de rehabilitación", agregó.

Y respecto de los montos de inversión, dijo: "Tendríamos que actualizar los valores, pero estimamos que por calzada son 650 millones de pesos por tramo porque se trata de una rehabilitación total" de la traza, al menos en ese segmento.

Levantaron la clausura

En tanto, la intendenta de Carcarañá, Verónica Schuager, anunció ayer el levantamiento de la clausura impuesta el miércoles a las cabinas de peajes de la estación que se levanta en jurisdicción de esa ciudad, a las que el miércoles les habían puesto las fajas por falta de habilitación de la empresa y de pago de los tributos municipales correspondientes.

"El Juzgado de Faltas de Carcarañá recibió toda la documentación que permitió destrabar la clausura, y se canceló la deuda que tenían las concesionarias, tanto Cinco Vial como Corredor Panamericano II, con las arcas municipales. También recibimos las disculpas de las empresas, que reconocieron la existencia de toda la documentación precedente a la clausura, que el municipio venía remitiéndoles", dijo Schuager, y reconoció: "Así como en su momento nos vimos obligados, agotados los tiempos legales, a clausurar, ahora nos vemos en la obligación de levantar esta medida, algo que se concretó hoy (por ayer) una vez que las empresas cumplieron con su compromiso.

Por eso, las barreras volvieron a bajarse a partir de las 17. Ahora habrá que ver si los usuarios de la autopista se siguen negando a abonar, como lo hicieron durante las últimas semanas en una suerte de "rebelión civil", el costo del peaje, nada menos que 55 pesos.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});