Pandemia

Vacunación: los centros de salud barriales ya registraron más de 4.600 embarazadas

Los espacios de atención municipal terminan de inmunizar 4.500 pacientes de riesgo e inician la franja de 59 a 50 años

Martes 22 de Junio de 2021

Con la aplicación de unas 4.500 dosis de vacunas contra el coronavirus los centros de salud de la Municipalidad terminan en estos días la inmunización de los pacientes de 18 a 59 años con enfermedades prexistentes y avanzará en el registro para la vacunación no solo de la población sin factores de riesgo, sino sobre todo de más de 4.600 mujeres embarazadas que se realizan los controles en la red de atención primaria. “La vacunación en los barrios marca la diferencia porque completa las acciones masivas, para poder llegar a todos y a todas de verdad", dijo el secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana. Como ejemplo, señaló que en la última semana más de 350 adultos mayores de 60 años se presentaron espontáneamente a los centros de atención para ser vacunados porque no habían podido gestionar su turno.

La situación de las embarazas y la consideración de la gestación como una condición que incrementa los riesgos frente al coronavirus fue tema de discusión en la últimas semanas hasta que el Consejo Federal de Salud a nivel nacional definió "recomendar" la inmunización esta población y Santa Fe ya trabaja en la incorporación de una pestaña en el sistema de turnos para que las mujeres puedan acceder a la vacuna.

En ese marco, el municipio ya registró 4.638 embarazadas, que no presentan otros factores de riesgo, que están adscriptas a la red de atención primaria de salud y con las que se trabajará en el registro para su vacunación en las próximas semanas.

Lo cierto es que por estos días los equipos de salud barriales aplicarán las 4.500 dosis que faltan para completar la aplicación a la población con comorbilidades de entre 18 y 59 años, y ya comenzará a trabajar en la población de 59 a 50 años sin enfermedades prexistentes y las mujeres gestantes.

Llegar a todas y todos

Para el secretario de Salud municipal, "hay una diferencia entre lo masivo y la posibilidad de real de llegar a todos y a todas" y en ese punto consideró central el trabajo que se lleva adelante desde los centros de salud barriales que vienen a "complementar estrategias más generales más de una vez pueden esconder procesos que dejan por fuera a los que más necesitan y no pueden acceder".

El funcionario señaló que lo se dio con la vacunación de la población de riesgo y de los adultos mayores de 60 años “fue una muestra de eso" y apuntó a los rastrillajes realizados que permitieron a pacientes con comorbilidades que no se habían anotado para la vacunación, acceder a la primera dosis a través de los centros de barriales

"Lo mismo sucedió con los adultos mayores", dijo el funcionario y señaló que en la última semana se presentaron más de 350 personas mayores de 60 años en los centros de salud que no estaban ni inscriptas ni vacunadas. "Se las anotó y fueron inmunizadas", afirmó.

Para Caruana, "eso forma de un proceso de cuidado que comenzó con la decisión de mantener los centros de salud abiertos en la pandemia, hisopar allí y ahora empezar a vacunar porque es la forma de construir una inmunidad que sea equitativa, inclusiva e inteligente".

Cómo sigue la vacunación

Lo cierto es que la decisión de la Municipalidad en acuerdo con el Ministerio de Salud de la provincia es avanzar en los centros de salud en el cronograma que en forma masiva se sostiene en el principal centro de vacunación que la provincia tiene en Rosario que es el predio de la Rural, donde se están aplicando por encima de 6 mil dosis diarias.

En ese sentido, la próxima meta en los barrios son las 12.500 personas de entre 50 y 59 años sin enfermedades preexistentes, conjuntamente con las mujeres embarazadas y que son la primera fase del total de más de 85 mil adscriptos a los centros de entre 18 y 59 años que se irán inscribiendo y vacunando.

Caruana destacó además la disposición de los equipos de salud que "entienden que la vacunación era parte del proceso de cuidado" y señaló que el pedido de llevar adelante ese proceso en los barrios fue de los propios médicos, profesionales y administrativos.

E incluso si bien admitió "la complejidad logística" que representa llevar las vacunas a los barrios, afirmó sin dudar que "es la única posibilidad de llegar a la población que de otro modo no hubiésemos llegado porque más allá de las estrategias masivas, hay procesos que no se dan espontáneamente".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario