La ciudad

Una mujer embarazada no pudo llegar al hospital y tuvo al bebé en Salta y Oroño

Fue alrededor de las 10. La mujer y su pareja iban en auto cuando se inició el trabajo de parto. No pudieron seguir. El hombre bajó del coche y pidió ayuda. Un enfermero del Sies asistió a la mujer y la historia tuvo final feliz.

Sábado 10 de Noviembre de 2018

Esta mañana se produjo un parto en plena vía pública. Fue en el cruce de Salta y Oroño. Una mujer era trasladada por su pareja en auto hasta una clínica en la zona sur en trabajo de parto, pero al parecer el bebé no quiso esperar y el hombre tuvo que detener la marcha para pedir ayuda.
Así fue que con la ayuda de un enfermero del servicio de motos del Sies, y la colaboración de policías, el parto pudo llegar a buen puerto. En menos de tres minutos, el niño nació en perfecto estado. El bebé y la mamá fueron derivados al Hospital Italiano..
Mario Escudero es el enfermero del Sies que asistió a la parturienta. Todavía nervioso y emocionado por la experiencia que tuvo que afrontar en plena calle, contó: "Yo estaba patrullando el centro con la moto del Sies. En eso, salió un alerta rojo de una señora en trabajo de parto en Oroño y Salta".

saltayoroño.jpg
Oroño y Salta, el cruce donde se produjo el parto esta mañana.
Oroño y Salta, el cruce donde se produjo el parto esta mañana.

"Cuando llegué encontré a la señora en trabajo de parto. Traté de tranquilizarla, pero enseguida comenzó a coronar y recibí con mis manos el bebé. Cuando hizo el llanto comenzamos a tranquilizarnos. Es la primera vez que me pasa algo así en el servicio de motos. Cuando estaba en ambulancias tuvimos trabajo de parto en domicilio, que son más fáciles y tranquilos", relató Escudero.

enfermero.jpg
Escudero enfrentó un serio desafío esta mañana.
Escudero enfrentó un serio desafío esta mañana.

El enfermero dijo que apenas se produjo el parto pasó por el lugar una ambulancia privada "que brindó colaboración hasta que llegaron los móviles del Sies. La mamá estaba muy ansiosa, dolorida, nervioso. La idea era tranquilizarla. El marido giraba alrededor del auto de los nervios que tenía. Yo también estaba un poco asustado. No se tiene un parto en vía pública todos los días", agregó.
Escudero remarcó que "La gente que estaba en el lugar también colaboró en todo momento, me dejaron trabajar tranquilo a pesar de algún que otro grito. Terminamos todos contentos, los papás del nene, todos, hasta la policía que nos asistió con el corte de tránsito".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});