La ciudad

Un gran predio abandonado, pero con mucha historia

La capilla del Buen Pastor quedó habilitada en 1925 y cerró sus puertas en 2006, cuando la congregación propietaria abandonó la ciudad

Sábado 30 de Marzo de 2019

El instituto Buen Pastor se fundó en 1896. Fue una cárcel de mujeres y un hogar para niñas indigentes. Llegó a tener 95 internas entre los 6 y 18 años. El lugar estaba a cargo de las monjas de la congregación Hermanas del Buen Pastor.

Allí también se brindaron talleres de bordado, cocina, corte y confección, y peluquería para las jóvenes del reformatorio, que llegaban derivadas por jueces de menores.

La institución duró más de 100 años y en 2006 la congregación se mudó a Córdoba. Desde entonces, el edificio está abandonado.

En ese año, las hermanas explicaron a La Capital que se estaban evaluando proyectos a nivel de toda la congregación para ver qué destino se le daría al edificio.

Mientas tanto, el inmueble tenía alquilada un ala, en Laprida 2765, donde funciona un geriátrico privado.

En 2013 los vecinos juntaron firmas para pedir la reapertura. "La Municipalidad podría hacerse cargo y hacer un centro cultural o una biblioteca barrial", manifestaron en su momento.

A 13 años de que se cerraran sus puertas y las religiosas se fueran a Córdoba, el arzobispado tomó posesión de la iglesia, los salones y los patios interiores del predio.

La Capital pudo recorrer el edificio que se encuentra en estado de abandono.

Las puertas de hierro lucen herrumbradas y no hay luz en ningún lugar.

La capilla en realidad lleva el nombre de Santísima Trinidad; tiene forma de cruz latina con el altar de mármol en el centro, apoyado por tres columnas marmóreas, que representan a la Santísima Trinidad.

Conserva esculturas, imágenes y pinturas, además de todos los bancos, el altar y el gran crucifijo central.

Los techos tienen filtraciones de agua y la tierra se adueñó completamente del lugar.

Sin embargo, se pueden apreciar, en la parte superior de la nave central, doce grandes vitraux con las figuras de los apóstoles, que fueron elaborados en Alemania. Esta es la única capilla de Rosario que tiene representados a los 12 apóstoles.

En ambos lados del centro del crucero se observan tres vitraux que muestran a la Santísima Trinidad, a san José y al Inmaculado Corazón de María.

La capilla fue bendecida el 22 de noviembre de 1925, y el 10 de junio de 1964 monseñor Guillermo Bolatti , arzobispo de Rosario, consagró el altar de mármol, colocando las reliquias de dos mártires.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});