La ciudad

Tres amigas consiguieron dinero para terminar de construir una guardería

Se propusieron sumar voluntades. El lugar permitirá a 40 niños contar con un espacio de recreación en barrio Gráfico.

Domingo 17 de Marzo de 2019

María José, Sofía y Federica se conocen porque sus hijos juegan juntos al fútbol y, entre mate y mate, confesaron sus deseos de ayudar, pero no sabían cómo concretarlo. Conocieron la obra que se realiza en barrio Gráfico y a través de distintas actividades juntaron el dinero que faltaba para terminar la construcción de una guardería que albergará a 40 niños y también funcionará como comedor.

"Nos dimos cuenta de que se pueden lograr cosas cuando se pone voluntad", expresó María José, todavía sorprendida por lo que logró junto con sus dos amigas, Sofía y Federica.

"Nosotras no somos expertas en eventos, ni en búsqueda de fondos, pero comprobamos que sumando esfuerzos se pueden lograr grandes cosas, y también descubrimos que muchas personas quieren ayudar y cuando le contás un proyecto se suma enseguida", aseguró.

María José fue la primera en compartir con sus amigas sus deseos y las ganas de ayudar. Y una de ellas comentó la tarea que se venía realizando para construir una guardería en barrio Gráfico, precisamente en Urizar 643, detrás del Mercado de Concentración de Fisherton.

El lugar, dependiente de la parroquia Asunción de la Virgen María, ubicada en Navarro 7887, funcionó durante 20 años como guardería donde las mamás del barrio dejaban a sus hijos para poder ir a trabajar.

Sin embargo, las condiciones edilicias hicieron imposible continuar con la tarea. De allí que surgiera entre los parroquianos la intención de construir un nuevo edificio que pudiera cumplir esta función y convertirse, también, en un comedor para los chicos de la zona.

Así comenzaron las obras, pero se necesitaban sumar muchas más personas que pudieran colaborar. Entonces, aparecieron las tres amigas con deseos de ayudar con algo que ya existiera y la guardería encajó perfectamente con la noble iniciativa. "Queríamos ayudar puntualmente en una iniciativa solidaria, y conocimos esta guardería en la que había que conseguir el dinero para completar el 40 por ciento de la obra", explicó Federica.

"Lo primero fue hacer una acción de comunicación. Formamos el grupo "Ayudando a ayudar" y empezamos a comunicar a través de las redes sociales", acotó Sofía. De a poco fueron sumando donativos, hicieron rifas, actividades a beneficio y a fin de año organizaron un evento que resultó todo un éxito, y gracias al cual se pudo conseguir el dinero que faltaba para terminar la obra.

La guardería abarca 200 metros cuadrados y cuenta con dos salas de seis por seis, con baños para niños, una cocina, una sala para el personal con baño completo.

El objetivo es que este año se pueda contar con el personal necesario para que 40 niños puedan asistir a la guardería y además de recibir un desayuno puedan realizar actividades recreativas.

Además, los voluntarios de Los Tigres (que enseñan rugby en barrios vulnerables) ofrecerán el desayuno todos los sábados antes del entrenamiento.

Para obtener mayor información sobre los proyectos y las iniciativas que María José, Sofía y Federica llevan a cabo, los interesados pueden contactarse por Instagram buscando la cuenta Ayudando a ayudar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});