Pandemia

Tensa espera entre los rubros que pugnan por volver a la actividad

Gastronómicos, comerciantes, gimnasios y peluqueros aguardan los anuncios del gobernador y claman por volver al trabajo.

Viernes 18 de Septiembre de 2020

El gobernador Omar Perotti anunciará hoy nuevas medidas respecto a las restricciones impuestas hace 13 días. Los sectores de la actividad económica oscilan entre la esperanza de volver a trabajar y el miedo de mantener cerrados los locales por más tiempo. El peso económico de frenar la actividad frente a la multiplicación de contagios de coronavirus y el fantasma de que colapse el sistema de salud hace temer a los rosarinos.

El sector gastronómico, golpeado por el cierre de la actividad en los primeros meses, la imposibilidad de la actividad nocturna y los frenos de hace poco más de 10 días, se muestra resignado, cansado de reclamar que les permitan trabajar y con pocas esperanzas de que pueda mejorar la situación.

En tanto, los comerciantes también temen por los números que muestra el Ministerio de Salud de la provincia cada día ante los contagios y víctimas de coronavirus. Sin embargo, esperan al menos poder seguir trabajando con el sistema “para llevar” o take away.

En cambio, los dueños de los gimnasios ya no resisten más esta situación. Hartos de reuniones infructuosas con los funcionarios decidieron que este lunes volverán a abrir las puertas de los locales “pase lo que pase”. Están seguros de que pueden cuidar todas las medidas de seguridad y evitar los contagios.

Los peluqueros, en tanto, están más que preocupados por los locales cerrados. Apenas si envían tinturas a domicilio y poco más. Para ellos tal vez hoy podría haber novedades y puedan volver a trabajar, con protocolos tal vez más estrictos. “Tenemos esperanzas”, confiaron a La Capital.

Lo que sigue es un detalle por actividad sobre qué piensan sus referentes en relación a lo que sucederá a partir de hoy tras los anuncios del gobernador:

Gimnasios

“Nosotros les sacaríamos gente de los hospitales y de los sanatorios porque la actividad física previene enfermedades, que complican aún más los cuadros de coronavirus”, explicó Luciano Gottig, de la Asociación de Gimnasios de Rosario, que agrupa a 200 locales de los 400 que hay en la ciudad.

Con ese argumento vienen batallando para que se los declare un “servicio esencial”, como parte de la salud.

Por otra parte, esperan ansiosamente que el gobernador les permita volver a abrir, y ya propusieron más medidas de cuidado en los locales. Una de ellas es que los gimnasios estén en permanente ventilación, algo que en invierno era más difícil de realizar.

 Además, continuarán guardando la distancia entre los lugares para hacer ejercicio, y se deberá hacer gimnasia con barbijo puesto, como se hizo hasta el último cierre por la pandemia.

 Y aunque el gobierno determine que no se podrán volver a abrir los gimnasios, hay dueños de locales que ya decidieron que el lunes volverán a abrir porque creen que, de seguir cerrados, las pérdidas serán millonarias y no podrán seguir manteniendo el negocio.

Peluquerías

Desde la Cámara de Peluquerías de Rosario, Enzo Sagasti expresó su deseo de que los locales vuelvan a abrir las puertas. “El protocolo de las peluquerías es súper estricto, y se cuidó mucho cuando pudimos abrir. Todos somos responsables, pero no creo que la actividad económica sea la causa del aumento de contagios”, expresó.

En tanto, los peluqueros esperan que al menos les permitan trabajar con una sola persona en el local, y cuidando todas las medidas sanitarias. “No se soporta más esta situación”, confiaron y hasta señalaron que esto sólo propicia que se trabaje a “puertas cerradas”, y eso es peor.

Gastronómicos

El sector gastronómico está desgastado en esta pelea sostenida por mantener la actividad y los impedimentos que se imponen. Aguardan, aunque con pocas esperanzas, poder volver a trabajar.

Ante la alternativa de abrir las puertas al menos para colocar las mesas afuera, Alejandro Pastor, de la Cámara Gastronómica, explicó que “no es una medida que se pueda aplicar en Rosario, porque no todos los locales tienen veredas y además no podemos depender del clima, porque si llueve no se puede trabajar”.

“Está demostrado que no se producen más contagios en los locales gastronómicos, ya que la apertura no incidió en el volumen de casos”, opinó el referente.

 El pedido del sector es que se amplíen las herramientas de emergencias que planteó la provincia con la postergación de impuestos, la asistencia financiera con líneas de crédito o una ayuda económica provincial.

Comerciantes

Desde la Asociación Empresaria de Rosario, Ricardo Diab se mostró más escéptico respecto a posibles medidas que permitan ampliar el trabajo. Hasta ahora los comerciantes del centro de la ciudad y de los barrios están trabajando con la modalidad para retirar, o take away.

“Teníamos esperanzas de que se pudiera volver a lo de antes, con la apertura de locales, pero tememos que ante el número de contagios, no se pueda”, opinó Diab, por lo que sospecha que las actividades seguirán como hasta ahora.

Ahora solo cabe esperar lo que definan el gobierno nacional y provincial respecto a cómo seguirá la actividad en Rosario. El gobernador deberá tomar hoy la decisión, fuertemente condicionado por la opinión de los expertos sanitaristas, que ayer le recomendaron no flexibilizar actividades.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario