La ciudad

Suman sitios de vacunación contra la fiebre amarilla

Se recomienda su inoculación a quienes viajen a las playas del sur y centro de Brasil. Aseguran que hay dosis suficientes

Martes 08 de Enero de 2019

En plena época estival, provincia y municipio ampliarán los centros vacunatorios para inocular contra la fiebre amarilla, un requisito importante para todo turista que quiera disfrutar sin contratiempos las playas del centro y sur de Brasil, donde se expandió el contagio.


A partir de la semana que viene se llevarán de 37 a 41 los efectores de salud en toda la provincia donde aplican la vacuna.

"No hay faltante, se habilitaron lugares en todos los hospitales y la oferta semanal es suficiente para quienes la solicitan", apuntó el coordinador del programa de inmunizaciones del municipio, Jorge Huck. En la provincia se aplicaron casi 59 mil dosis durante el año pasado, de las cuales 22 mil fueron en Rosario.

La fiebre amarilla es una enfermedad viral que se transmite a través de la picadura de mosquitos hematófagos infectados previamente por el virus.

En su contagio del ciclo urbano, el mosquito aedes aegypti tiene desde manifestaciones clínicas asintomáticas, pasando por formas leves con sintomatología inespecífica, hasta la fiebre hemorrágica clásica.

La zona de la epidemia abarca el sur de brasil y en los últimos años se extendió a toda la zona de la costa marítima hasta San Salvador de Bahía.

vacunarse.jpg

El periodo de infección aparece 3 a 6 días después de la picadura del mosquito con alta fiebre, escalofríos, cefalea, náuseas, mareos, malestar general, dolor muscular y congestión facial. Dura de 3 a 6 días y el paciente se encuentra virémico, por lo que puede ser fuente de infección para mosquitos. Un 15 por ciento de las personas desarrollan una forma grave de la enfermedad que incluye sangrados, shock y falla de órganos, que en algunos casos lleva a la muerte.

Por eso, quienes tienen programadas sus vacaciones a esta zona de contagio deben tomar el recaudo de vacunarse al menos 10 días antes de llegar a sus destinos turísticos. Esta es la principal y efectiva medida de prevención.

La inoculación de la vacuna está contraindicada para los mayores de 60 años.

Durante 2018 en toda la provincia se aplicaron más de 58 mil dosis, unas cinco mil por mes. Para el mismo periodo en Rosario se aplicaron 22.630, un promedio de 1.855 al mes.

Para este año y dentro de la "temporada alta" tanto provincia como municipio cuentan con oferta suficiente. La semana que viene los 37 centros vacunatorios en toda la provincia se ampliarán a 41.

"No hay faltantes, estamos con efectores en toda la provincia y con menor demanda de santafesinos de localidades del interior que antes iban a Rosario o la capital provincial y saturaban los servicios. Se ha ido descentralizando y a partir de la semana entrante se agrega el Hospital Roque Sáenz Peña y el Granaderos a Caballo de San Lorenzo", destacó Huck.

Cabe recordar que desde junio la Unidad de Frontera (Belgrano al 800) no vacuna más a los futuros pasajeros, pero las dosis las sigue proveyendo Nación a la droguería central de la provincia.

A lo largo del año, sobraban los números que se entregan a quienes concurren a vacunarse. La última entrega de las remesas fue para cubrir enero y febrero, con lo cual no hay faltante de vacunas.

La vacuna, según la propia página oficial de la provincia, proporciona una inmunidad efectiva contra la enfermedad en 80 al 100 por ciento de los vacunados al cabo de 10 días, y una inmunidad del 99 por ciento al cabo de 30 días. Una sola dosis es suficiente para conferir inmunidad y protección de por vida, sin necesidad de dosis de refuerzo. Los efectos adversos graves son pocos frecuentes.

"Se aplica una sola dosis y su efecto dura toda la vida. No se recomienda su colocación en mayores de 60 años"

Quienes están exentos de la vacuna son los menores de 9 meses, y se recomienda evitar vacunar a mujeres que están amamantando y mantener un plazo de dos semanas una vez vacunadas antes de embarazarse, al igual que a personas de cualquier edad que padezcan alguna enfermedad relacionada con el timo, o que hayan sufrido su extirpación quirúrgica por cualquier causa.

La dosis es única y dura toda la vida. Los vacunatorios dan un certificado internacional de vacunación para presentar a quienes exigen certificación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});