La Ciudad

Sugieren la apertura de un nuevo muelle para evitar aglomeraciones en el cruce a la isla

Titulares de paradores presentaron un proyecto que podría ser implementado en una semana. También denunciaron cruces no habilitados.

Jueves 12 de Noviembre de 2020

Referentes de paradores ubicados en las islas frente a Rosario se reunieron con funcionarios municipales para proponer la habilitación de un tercer muelle en pos de alivianar la carga de personas que se pueden volver a aglomerar para cruzar a la isla, con dos zonas sugeridas en la zona norte. Por otra parte, otros denunciaron "cruces clandestinos" durante el fin de semana y aseguraron que el motivo de esto puede ser que la isla es uno de los pocos lugares habilitados para estar al aire libre. Todos coincidieron en que si no se toman medidas, las escenas de aglomeramientos se volverán a repetir.

Uno de los titulares del parador Isla Verde, Germán Segurado, contó a La Capital que en la mañana de este martes presentaron los planos del muelle y que lo pueden armar fácilmente: "Es un pontón que sabemos usar cuando está el río más alto. Tiene 11 metros de largo por 4 de ancho y 80 centímetros de altura. Solo queda que lo aprueben, es algo sencillo de implementar".

"Propusimos dos lugares: desde donde salían los taxis antes, donde está la guardería Puerto de Palos, o hacer una prolongación al lado del muelle a la altura de Ricardo Núñez", detalló.

Quien fue parte de la reunión con diversas autoridades municipales fue otro de los titulares de Isla Verde, Carlos Pederzini, quien afirmó que la solución propuesta es "para salir del apuro", aunque indicó: "Entregamos el bosquejo de un plano hecho por un ingeniero. Podemos hacerlo en una semana, pero la autorización depende de las autoridades".

El titular del parador de la isla dijo que "está todo muy complicado, pero nosotros aportamos esto para solucionar una parte". Además, insistió que "con la capacidad de los botes limitada, sin lanchas de pasajeros y con el río bajo", la situación de personas aglomeradas se va a volver a dar.

>>Leer más: Ultiman detalles para que los clubes vuelvan a abrir los sectores sociales

Consultado esa situación, Pederzini dijo: "Al no dar abasto las lanchas, aparecen los oportunistas con lanchas no habilitadas y la gente que se sube en cualquier cosa". Es por eso que remarcó que quienes busquen cruzar a la isla "tienen que ser conscientes: si no es una lancha habilitada, no se suban. Es preferible quedarse de este lado (por Rosario) y no que pase un accidente".

Cruces clandestinos

Por su parte, el referente del parador Puerto Pirata, Leonardo Parisi, dio cuenta de cruces clandestinos hacia la isla durante el fin de semana y consideró que se debe a la falta de lugares de esparcimiento en Rosario. Además, indicó que el aglomeramiento de gente se debió a esos viajes no permitidos: "Es matemático: si muchas guarderías están cerradas, no tendría que haber tanta gente en la isla".

"Tenemos un problema porque, con la altura del río, se está trabajando con el 50 por ciento de las guarderías náuticas y no pueden salir las lanchas. En las guarderías que sí se puede salir, las lanchas lo hacen con turnos y protocolo de que pueden subir entre tres y cinco personas", explió Parisi en diálogo con LT8 sobre la situación actual, y agregó: "Los taxis náuticos, que son 11 en Rosario, están cruzando de a cinco personas; y en los kayaks, van una o dos personas".

Parisi contó que no hay un lugar fijo para embarcar fuera de los lugares permitidos (Costa Alta y La Fluvial): "Se envían mensajes por las redes sociales y la gente se entera enseguida de dónde salen las embarcaciones".

>>Leer más: Adelantan la apertura de La Florida y así evitar más aglomeraciones

El problema principal, según contó el dueño de Puerto Pirata, es que esas embarcaciones cruzan hacia la isla "a ocho personas en una canoa, sin salvavidas y si llega a pasar algo, tenemos un gran problema".

Por todo esto, consideró que como la isla es el único lugar al aire libre que, de momento, está habilitado en Rosario, "esto va a volver a suceder. Si abre La Florida y otros puntos de esparcimiento, la gente se va a ir desparramando en otros sectores de la ciudad. Al no estar habilitados los campings y clubes, la gente se volcó a la isla. Si se decreta abrir las cosas con protocolos y que funcione todo de la mejor manera, creo que no vamos a tener ningún problema".

A su vez, adelantó que los referentes de los paradores se reunirán con Prefectura para diagramar tareas en la búsqueda de frenar los cruces no habilitados: "Hay que trabajar todos juntos y colaborar con Prefectura porque si le damos toda la responsabilidad a uno, estamos complicados. Creo que fallar, no falla nada. En esta pandemia, estamos aprendiendo todo día a día y hay que tratar de solucionar".

>>Leer más: Médicos cuestionan la "falta de solidaridad" de la multitud que fue al río este fin de semana

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS