Pandemia

"Si relajamos los cuidados, cualquier lugar es peligroso"

La subdirectora de Centros de Salud de la ciudad aseguró que no alcanza solo con estar al aire libre si no se respetan ni el distanciamiento ni el uso de los elementos de protección.

Domingo 18 de Abril de 2021

Los ambientes o lugares donde las personas relajan los contagios, aun si se encuentran al aire libre, son los que mayores problemas están trayendo a la situación sanitaria en Rosario, según indicaron autoridades sanitarias municipales.

Si bien no hay una cifra precisa sobre la incidencia de cada actividad, los llamadores de la Municipalidad, que monitorean a los pacientes que resultaron positivos de coronavirus, notan un incremento de infectados en reuniones y en personas que estuvieron de viaje en las últimas semanas.

En diálogo con La Capital, la subdirectora de Centros de Salud de la Municipalidad, Silvina García, afirmó: “Viene surgiendo en todos los llamados, sobre todo en la época de verano y las vacaciones, que la mayoría de las personas con las que hablábamos habían estado en algún lugar de turismo, además de muchos casos positivos a partir de los viajes de estudios que se reactivaron en los últimos meses”.

“Lo que planteamos es que no hay una actividad o una cosa que facilita los contagios, sino que esto se da en cualquier lugar donde se relajan los cuidados. A veces son encuentros con amigos o familiares, donde uno supone que no son lugares donde uno se va a contagiar. En otros lugares, como los ambientes laborales, han disminuido mucho los contagios porque, generalmente, la gente usa los elementos de protección y distanciamiento. Esto, con cuestiones familiares y sociales, es más difícil”, agregó.

En tanto, detalló que “ha disminuido muchísimo la edad” de las personas que se contagian, algo que termina repercutiendo en contactos estrechos con comorbilidades o en edades de riesgo: “Estamos viendo que son jóvenes y adultos jóvenes los casos positivos. Y muchas veces, siguiendo los contactos, están los familiares que son adultos mayores o personas con factores de riesgo, que terminan, también, siendo casos confirmados por esas otras personas”.

Si en las actividades al aire libre relajamos los cuidados, termina siendo un lugar peligroso por más que estemos en un parque. Si compartimos un mate o una botella y en el grupo, por más reducido que sea, alguien empieza con síntomas, estamos todos en riesgo”, finalizó García.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario