La ciudad

Se viene el debate sobre qué hacer con los cuidacoches de Rosario

Será en el marco del nuevo Código de Convivencia. Hay posturas opuestas ante quienes cobran por el uso del espacio público

Miércoles 28 de Abril de 2021

El tema de los cuidacoches en Rosario será uno de los temas calientes que debatirán los concejales a partir de hoy, cuando empiecen a analizar los 300 puntos del nuevo Código de Convivencia, que presentó el Ejecutivo ante el Concejo.

Allí se plantea una reforma integral del Código vigente. El proyecto del intendente Pablo Javkin sumará nuevas faltas para quienes accionen contra el medio ambiente y la salud, y fuertes sanciones contra toda expresión discriminatoria. A su vez, se pretende mayor protección del espacio público y el mobiliario urbano.

En materia de cuidacoches, se esperan en el cuerpo posiciones encontradas que van desde los que pretenden prohibir totalmente la actividad hasta quienes desean reglamentarla y los que prefieren mantenerla, pero con la intención de penalizar si existe algún elemento extorsivo.

El proyecto oficial plantea que la actividad será punible siempre y cuando exista algún elemento de amenaza: “Toda aquella persona que, mediante actos determinados obstruya o altere la fluidez o seguridad del tránsito, o que mediante actos extorsivos o de cualquier otra manera se arrogue preferencia de uso de la calzada o parte de la misma sin autorización de la autoridad, será sancionada con multa, con la opción de tareas comunitarias”, señala el nuevo Código.

Leer más: Comienza en el Concejo el debate del nuevo Código de Convivencia

La concejala oficialista María Eugenia Schmuck explicó: “No existe ninguna cuestión que responda a la situación de los cuidacoches”, pero el proyecto incorpora la posibilidad de que “el vecino pueda aportar pruebas materiales, por ejemplo el daño del vehículo, fotos o videos donde se vea que fue extorsionado y, en ese caso, se aplicará una multa, pero nuestra posición es no restringir la actividad”, agregó.

Prohibición total

En cambio, desde el bloque Cambiemos, el concejal Roy López Molina plantea prohibir totalmente la actividad de los cuidacoches. “Proponemos que se sancione a quien sin habilitación exija alguna retribución en la vía pública y agregamos como agravante cuando esto suceda en un recital, en el entorno de un partido de fútbol o cuando se haga de manera organizada”.

“La diferencia central con el proyecto de Javkin es que, mientras ellos exigen que para incurrir en una falta deben existir medios extorsivos o aprietes por parte de los cuidacoches, a nosotros nos parece que la sola exigencia de retribución monetaria debería generar una sanción”, explicó el edil.

A su vez, opinó que “el problema del proyecto oficial es que vuelve a caer en la exigencia de un elemento probatorio (como la extorsión) que es muy difícil de demostrar si en el momento la persona recibió una amenaza del cuidacoche”.

“Pretendemos que la acción de la autoridad de control sea previa, es decir que no haga falta probar la amenaza; consideramos que la sola presencia de personas exigiendo retribución por cuidar un auto constituya una falta”, dijo.

Por otra parte, destacó que “habría que trabajar en conjunto con la Municipalidad y la provincia para ofrecer alternativas laborales que permitan a los cuidacoches mejorar su situación y no verse obligados a realizar tareas informales, una propuesta que debería salir de la Secretaría de Desarrollo Social y no estar en el Código de Convivencia”, subrayó.

Leer más: El Código de Convivencia se propone educar en perspectiva de género y derechos humanos

Este será uno de los puntos que se tratarán en el recinto y tendrá un arduo debate, ya que subyacen posiciones ideológicas encontradas.

Mientras el oficialismo buscará definir una solución intermedia, proponiendo que la actividad continúe, pero con ciertos límites al menos en la letra del Código, la oposición planteará una mirada totalmente distinta. Sostendrá el debate para terminar con toda actividad que pretenda obtener un beneficio en el uso del espacio público.

300 puntos

El nuevo Código de Convivencia comenzará a debatirse hoy, a partir de las 10, en el Concejo, cuando los jefes de los bloques políticos reciban a funcionarios del Ejecutivo en la comisión de Gobierno para escuchar en detalle cuál es el espíritu de la reforma al Código, un proyecto que presentó el intendente Pablo Javkin y que consta de más de 300 artículos.

Entre los aspectos destacados, el proyecto oficial, sumará nuevas faltas y también innovaciones: el ciudadano podrá enviar fotos de anomalías en la vía pública para que un juez de faltas evalúe tomarlas como pruebas en el caso que lo requiera.

Además, respecto de las infracciones cometidas por menores de 18 años, los padres serán quienes deban pagar la multa, o bien acordar con el magistrado que su hijo haga una tarea comunitaria. Junto ton esto se propone multar a los peatones que no respeten la senda peatonal o los semáforos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario