La Ciudad

Rosario tiene un protocolo actualizado para la interrupción legal de embarazos

El Concejo adecuó la normativa local a la última resolución de 2019 del Ministerio de Salud de la Nación

Sábado 28 de Noviembre de 2020

Rosario tiene un nuevo protocolo para la atención de las mujeres y personas gestantes con derecho a la interrupción legal del embarazo. Ya desde el 2007, con la sanción de la primera Guía de Actuación en casos de Aborto No Punible, la ciudad cuenta con una herramienta para garantizar el derecho a la salud sexual de las mujeres que se fue modificando de acuerdo a las normativas nacionales. Esta semana, el Concejo Municipal aprobó una nueva actualización para adecuar la norma local a la resolución de diciembre de 2019 del Ministerio de Salud de la Nación.

"Este protocolo no amplía legislación sino que se actualiza a las normas vigentes donde se prevé la interrupción legal de embarazo, pero estamos convencidos de que es un momento histórico en el marco del debate que se está por dar para la legalización del aborto y nos pareció importante avanzar en este sentido", consideró la concejala del Frente Social y Popular, Luz Olazagoitia.

Las adecuaciones, a las que solo votaron en contra los bloques de Cambiemos, Unión Cívica Radical, Unite-Un Gol para Rosario y la concejala Germana Figueroa Casas de Juntos por el Cambio, determinan que “las prácticas médicas deberán realizarse garantizando que la persona no sea discriminada y reciba una atención humanizada, rápida, efectiva y con asesoramiento en base a información veraz, adecuada y completa respetando la intimidad y autonomía; garantizando la provisión de insumos anticonceptivos; como así también los establecimientos de salud deberán ofrecer asistencia en salud mental antes y después de la intervención, siempre que sea requerida por la paciente”.

Adecuarse

El proyecto viene siendo trabajado desde mediados de este año en la Comisión de Feminismos y Disidencias, teniendo en cuenta que en diciembre de 2019 el Ministerio de Salud de la Nación había actualizado el Protocolo de Atención Integral para las Personas con derecho a la Interrupción Legal del Embarazo vigente en todo el país, un paso al que también se sumó con la aprobación de una adhesión a nivel provincial la Legislatura santafesina.

Rosario desde 2007 cuenta con esa herramienta, que viene siendo actualizada de acuerdo a las normativas definidas por Salud de la Nación. Así lo hizo en 2012, lo volvió a hacer en 2016 y la última modificación se había concretado en 2017.

"Rosario es pionera en su legislación no sólo respecto de la regulación de la práctica del aborto no punible, sino en lo que refiere a los derechos de la salud sexual y reproductiva", recalcó la concejala. Y ahora con este paso, la ciudad vuelve a actualizar su normativa, adecuándose a las incorporaciones de derechos reconocidos en el Código Civil y Comercial de la nación, y de los avances del conocimiento científico y recomendaciones de los organismos internacionales como la OMS reconocidos por la nación en diciembre.

La letra de la ordenanza

El proyecto aprobado el jueves en el recinto de sesiones refiere a las circunstancias que habilitan la interrupción legal del embarazo e “incluye el riesgo para la salud y el peligro para la vida, ya que este último debe ser entendido como la situación extrema de la afectación de la salud”, y menciona que “se debe concebir la salud desde una perspectiva integral, considerando las dimensiones física, mental y social. La decisión de la persona con capacidad de gestar, sobre qué tipo de peligro está dispuesta a correr debe ser el factor determinante en la decisión de requerir la realización de una intervención legal del embarazo”.

Allí, también quedan consignados específicamente que “los riesgos físicos y emocionales asociados a los embarazos en niñas y adolescentes menores de 15 años se constituyen en sí mismos como causal salud”.

De igual modo se menciona al “causal violación” y al respecto determina que “toda persona víctima de violación, con o sin discapacidad, tiene derecho a la interrupción legal del embarazo producto de dicha violación”.

En el caso de objeción y ante la solicitud de una interrupción legal del embarazo, "el profesional deberá remitir inmediatamente a la persona a un profesional dispuesto y disponible para la realización de la práctica, para que continúe la atención, dejando sentada en la historia clínica la derivación”.

Momento histórico

Si bien Olazagoitia dejó en claro que la normativa "no amplía legislación", sí reconoció el momento histórico que atraviesa el debate en la Argentina por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y personas gestantes; y específicamente el impulso social para la legalización del aborto en el Congreso de la Nación que comenzará a discutirse esta semana.

"La historia del movimiento feminista de nuestra ciudad y la historia de las políticas públicas de la ciudad, y toda la militancia de las compañeras e instituciones, pone a Rosario a la vanguardia y era importante no quedarse atrás y más aún en un momento político e institucional donde estamos a las puertas de la conquista de la interrupción voluntaria del embarazo", concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS