La ciudad

Rosario se prepara para darles el último adiós a los cinco fallecidos del ataque

Cuatro de ellos serán velados en una misma cochería céntrica. Logística y operativos de tránsito en medio del más profundo dolor.

Domingo 05 de Noviembre de 2017

Rosario se prepara para darle el último adiós a las cinco víctimas fatales del atentado en Nueva York. Las autoridades estiman que el cortejo fúnebre con los cuerpos de cuatro de los fallecidos arribará a la ciudad cerca del mediodía de mañana. En principio, serán velados todos en la misma cochería céntrica. Por esa razón funcionarios municipales y provinciales ultimarán hoy los detalles de toda la logística y los operativos de tránsito y seguridad necesarios, en medio de un profundo dolor familiar y colectivo. El quinto fallecido será despedido en un cementerio privado de la localidad de Pérez.

   El vuelo de Aerolíneas Argentinas que trasladará desde Nueva York a los cinco rosarinos fallecidos tras el ataque terrorista arribará a las 4.20 de la madrugada de mañana al aeropuerto internacional de Ezeiza. Allí se harán todos los trámites legales ante las autoridades norteamericanas.

En paralelo, viajarán al aeropuerto de Rosario los familiares que pudieron viajar para reconocer los cuerpos.

Se estima que ya en suelo argentino, el trámite de liberación de los cuerpos demandará al menos unas dos horas en Ezeiza, una vez que los agentes aduaneros certifiquen todos los trámites.

   Una vez culminada esa instancia burocrática, los restos de las víctimas fatales partirán en ambulancia rumbo a la ciudad. Se trata de los rosarinos Hernán Mendoza, Diego Angelini, Alejandro Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi.

   El recorrido será escoltado por la policía bonaerense hasta el límite con el sur de la provincia de Santa Fe. Luego harán lo propio agentes de la policía santafesina.

   Cuatro de las cinco víctimas fatales serán despedidas en Rosario. A la quinta, Ariel Erlij, le darán el último adiós en un cementerio privado de la localidad de Pérez, razón por la cual se desviará su traslado hacia el oeste.

Una despedida masiva   

Hasta ayer las autoridades municipales y provinciales trabajaban con la hipótesis de que cuatro de los fallecidos iban a ser velados en una misma cochería céntrica, aunque en espacios separados.

   El cálculo que manejaban era que una multitud se acercará para despedir a Mendoza, Angelini, Pagnucco y Feruchi.

Entre familiares, amigos, allegados, autoridades y particulares desconocidos que se vieron conmovidos con la historia de su amistad y el fatal desenlace de un encuentro ideado para celebrar los 30 años de graduados del Poli, que terminó de la peor forma por la locura terrorista.

   En ese marco, ayer hubo numerosos llamados para coordinar aspectos logísticos clave del operativo de seguridad y de tránsito relacionados con el trayecto y el arribo del cortejo.

   Hoy habrá una reunión antes del mediodía entre todos los involucrados en el operativo. No se descarta que se resuelva llevar adelante un significativo corte de calles en el entorno de la sala velatoria, aunque coincida con un día hábil en pleno centro.

Medios de todo el mundo   

"Es muy probable que haya muchos medios de prensa de la ciudad, el país y distintos lugares del mundo que van a querer retratar la llegada de los familiares y del cortejo. Es un acontecimiento que impactó muy fuerte en la opinión pública y es inexorable que haya interés periodístico por reflejar lo que pase con el último adiós, pero hay que ser muy cuidadosos con las familias, preservarlas porque están atravesadas por el más profundo dolor", confió un funcionario a La Capital.

   En ese sentido, se estaba evaluando armar una especie de corralito para los medios para que puedan trabajar en torno a las adyacencias a la sala velatoria. "No se les permitirá entrar al velatorio a tomar imágenes ni testimonios", agregaron fuentes consultadas.

   Las máximas autoridades de la ciudad y la provincia tienen previsto acercarse al lugar, pero en el más absoluto bajo perfil. En el caso del gobernador Miguel Lifschitz viajó ayer, un día antes de lo previsto, a Estados Unidos para tener un breve contacto con los familiares de las víctimas en Nueva York.

   El jefe de la Casa Gris participará el lunes del acto homenaje que se hará luego del brutal atentado que dejó ocho fallecidos y una decena de heridos.

   La intendenta Mónica Fein probablemente concurra al velatorio del centro para transmitirles a los familiares sus condolencias por lo ocurrido el martes pasado.

Las familias de los fallecidos definirán luego la modalidad y el lugar del descanso de los restos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario