La Ciudad

Proteccionistas afirman que hay 600 mil perros y gatos en Rosario

Son callejeros o con dueño. Según el relevamiento de una ONG, se trata de una superpoblación de estos animales.

Miércoles 30 de Septiembre de 2020

Un estudio de la organización ONGs en Red indica que en Rosario la población de perros y gatos asciende a unos 600 mil ejemplares, entre animales con dueño y callejeros. El relevamiento, realizado en zonas representativas de todos los distritos, tomó estado público en medio de la discusión por la prohibición de los criaderos y dio como resultado aproximado que cada dos personas hay un animal de compañía. Esa proporción debería disminuirse a la mitad según se establece en la normativa vigente, ya que el exceso representa un problema ligado a la salud, lo social y lo ambiental.

Pero la solución, afirman, es “fácil y económica”. La ONG impulsa un proyecto para modificar la ordenanza 9.015 y disminuir la población de gatos y perros a través de un programa de esterilización sistemática y masiva. La iniciativa tuvo despacho favorable el lunes en la comisión de Ecología, y avanza en el Concejo, donde pasó a la comisión de Presupuesto. Si logra ser tratado y aprobado, estaría en condiciones de ir a votación en el recinto.

El trabajo estima 1.291.010 habitantes para Rosario en 2020. A razón de un animal de compañía cada dos personas, eso arroja aproximadamente 645.505 animales en la actualidad. “Sin control, una perra y sus descendientes en 7 años pueden llegar a reproducirse en mas de 5.400 cachorros. Una gata y su descendencia, más de 700 mil. En estado natural, el ciclo reproductivo se autorregula. Pero estamos ante un aumento exponencial porque en las ciudades falta la jerarquización natural, por lo cual hay una reproducción anárquica y descontrolada”, explicó a La Capital la proteccionista Cecilia Marina, voluntaria de la ONG que impulsa el proyecto.

>> Leer más: El Concejo Municipal busca prohibir en Rosario los criaderos de perros y gatos

Las activistas cuentan que las condiciones de los animales en las calles son pésimas: generan crías no deseadas, peleas, siniestros de tránsito, fugas, contraen enfermedades, se descalcifican y mueren al parir. “Es un panorama deplorable”, aseguran. Además, desde la organización comentaron que algunos de los problemas médicos que generan los animales en las calles son mordeduras, accidentes, parasitosis intestinales, sarna, micosis en piel, picaduras de pulgas, garrapatas, pediculosis y toxoplasmosis, entre otras. Socialmente, generan ruidos molestos, orinan en los frentes de la casas y rompen bolsas de basura.

Respecto del porcentaje de animales esterilizados, el trabajo realizado en 2018 estima que en barrios no precarizados llega al 59,6 por ciento, y en barrios vulnerables a 42,3 por ciento. Por ello, el proyecto prevé un progreso para que cada año se asegure un porcentaje de esterilización sobre la totalidad de los animales. La idea es arrancar con el 10 por ciento de la población en el primer año, y llegar paulatinamente al 20 por ciento a partir del cuarto, lo que se estima como un porcentaje adecuado para mantener una población equilibrada.

>> Leer más: Criadores de animales se defienden: "Deberían ir a fondo contra los ilegales"

La ordenanza incorpora, además, que el Instituto Municipal de Salud Animal (Imusa) —encargado de hacer las intervenciones de forma gratuita— tenga la potestad de castrar a los animales que están en la vía pública, algo que hoy tiene vedado ante la gente que los alimenta, los considera propios pero no los tiene en su casa y no quiere que los toquen. “La idea es que sean masivas, sistemáticas y continuas. Que sean tempranas, antes del primer celo del animal. Abarcativas, es decir para machos y hembras, sean de raza o mestizos. Y que se extiendan en todo Rosario, sobre todo a los barrios más vulnerables, porque la gente tiene intención pero no tienen los medios. Hoy la gente está teniendo problemas para conseguir turno”, aportó Marina.

Marina dijo que desde la ONG apoyan el proyecto de prohibición de criaderos de animales de compañía. “Es muy importante terminar con esto, pero está bien hacerlo de manera gradual, porque mucha gente dice que se cortan fuentes de trabajo. Hay que erradicar la idea de que los animales son un producto que se compra y se vende. Incluso para la ley son personas no humanas”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario