La ciudad

Pretenden ampliar el cupo de vendedores ambulantes

El proyecto que fue impulsado por Ciudad Futura generó una agitada polémica en el Concejo Municipal.

Miércoles 13 de Noviembre de 2019

El proyecto que pretende ampliar la cantidad de licencias para la venta ambulante en la ciudad generó una agitada polémica. Ante la severa crisis económica que atraviesa el país y la pérdida de fuentes laborales, los pedidos de permisos se multiplicaron en el Concejo Municipal. Esa acción legislativa, que impulsó inicialmente Ciudad Futura, comprende extender el cupo de 670 a 1.000 y podría ser aprobada mañana en el recinto.

Ante este escenario, desde la Asociación Casco Histórico de Rosario expresaron su rechazo a esa iniciativa. "Esto nos pone en situación de alarma por la incertidumbre que genera dónde se localizarán esos vendedores ambulantes, que dicen desde el Concejo que se van a incorporar por ordenanza. Incluso puede definirse este mismo jueves (por mañana) en la sesión", advirtió Fabio Acosta, presidente de la entidad.

"Tienen que entender que los comerciantes del centro también estamos en emergencia", exclamó Acosta, quien remarcó que "la reivindicación de los trabajadores de la vía pública, no necesariamente debe colisionar con los intereses preexistentes de otros que también sufrimos la crisis económicas. Hay que ir en busca de equilibrios y estrategias que incluyan la comprensión de la situación general de las dos partes".

Y explicó: "Estamos de acuerdo con el proyecto de otorgamiento de permisos de venta ambulante, si esos permisos precarios que se otorgarán no incluyen locaciones en el casco histórico y su zona de influencia. Creemos que por fuera de ese sector hay sitios para ubicarlos, o tal vez ya están trabajando pero necesitan este respaldo para no estar en infracción, como quienes venden fuera de las escuelas o en zonas de parques públicos".

Acosta resaltó que "el área central ya tiene alrededor de 100 permisos precarios otorgados para trabajar en zonas claves y de mucha circulación, ya se ven espacios más que saturados, problemas con los comerciantes y con los transeúntes, y un clima tenso por la tremenda caída en las ventas. Esto provocó atrasos en los pagos, despidos, y cierres de comercios. Si se permiten más vendedores en la zona, sería profundizar este conflicto".

"Medios de subsistencia"

Sobre la posible aprobación de mañana, la concejala de Ciudad Futura, Caren Tepp, señaló: "En este marco de crisis, muchas familias recurren a la venta ambulante como medio de subsistencia. Por eso presentamos una iniciativa que busca ampliar el cupo de personas habilitadas para esas tareas".

La edila recordó que "este cupo, definido por el Ejecutivo, es el mismo que en 2004: 670 personas. Queda claro que la realidad económica es bien distinta a la de ese año, por eso creemos que desde el Concejo tenemos que corregir de forma urgente esta situación".

"Presentamos este proyecto de ampliación de cupo, que pasaría a ser de 1.000 licencias, para atender la situación de crisis general", remarcó Tepp, quien además aclaró que "la iniciativa prevé que, de ahora en adelante, las habilitaciones para estas tareas no puedan ser menores al 0,1 por ciento de la población de Rosario".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS