La ciudad

Presupuesto participativo y salud, prioridades para los 80 millones

 Mientras lijaba y se aprestaba a pintar unas paredes de la escuela Mariano Moreno, donde concurren sus hijos, el secretario de Gobierno municipal, Horacio Ghirardi, le dijo a La Capital on line que el destino de los 80 millones de fondos por coparticipación que la provincia devolverá a Rosario tendrían como destino “las obras que tienen que ver con el presupuesto participativo y toda la infraestructura de centros de salud”.

Sábado 16 de Febrero de 2008

  Rosario- Mientras lijaba y se aprestaba a pintar unas paredes de la escuela Mariano Moreno, donde concurren sus hijos, el secretario de Gobierno municipal, Horacio Ghirardi, le dijo a La Capital on line que el destino de los 80 millones de fondos por coparticipación que la provincia devolverá a Rosario tendrían como destino “las obras que tienen que ver con el presupuesto participativo y toda la infraestructura de centros de salud”.

“Las prioridades son terminar todas las obras que tienen que ver con el presupuesto participativo y toda la infraestructura de centros de salud. Esas son dos prioridades que tenemos siempre en nuestra agenda. Por eso habrá que ver cómo se negocia ese reintegro” señaló a este medio el funcionario mientras participaba del programa “Dale una mano a tu escuela”.

“No sabemos cómo ingresará el dinero, eso es una cuestión técnica. Veremos si va a rentas generales o si Hacienda le va a dar algún destino específico. Recién estamos en una instancia de negociación para ver cómo se viabiliza ese ingreso”, agregó Ghirardi.

Para las arcas municipales el ingreso de 80 millones de pesos anunciados ayer por el gobernador Hermes Binner en concepto de deuda histórica de coparticipación significaría un poco menos “del 10% del presupuesto anual municipal, que está en el orden de los 900 millones de pesos”, confió.

El secretario de Gobierno responsabilizó a los anteriores gobiernos justicialistas de haber hecho una mala interpretación de las leyes de coparticipación que hicieron que Rosario y otras ciudades se vieran perjudicadas. “Para nosotros es una cifra importante y por eso la reclamábamos. En definitiva fue una mala interpretación de la ley que durante todos estos años hicieron los gobiernos de Obeid y Reutemann sobre cómo se debía coparticipar a municipios y comunas. Por eso no sólo Rosario, sino otras ciudades como Esperanza y Rafaela hicieron sus reclamos administrativos”, explicó.

“Había un debate conceptual de cómo se debía interpretar la ley. Para nosotros era muy claro pero para el gobierno provincial en aquel entonces no lo era. Pero eso ha sido parte de una línea conceptual y de una cuestión que ahora es estructural y que ha sido el decaimiento en la participación de municipios y comunas de la torta de ingresos globales. Esto es una tendencia que se ha dado en los últimos 30 años en la Argentina y que tenemos que empezar a revertir. No es sólo de los municipios y comunas de Santa Fe, sino que es una problemática de este nivel estatal que cada vez asumen más responsabilidades y competencias y cada vez participan menos de la torta global de ingresos”, culminó el funcionario.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario