Coronavirus

Podrían suspender las cirugías programadas en la salud pública y privada

Si la demanda de los servicios sanitarios aumenta por efecto de la pandemia de coronavirus, solo se atenderán urgencias.

Viernes 13 de Marzo de 2020

Las cirugías menores programadas podrían posponerse en el caso de que haya circulación del coronavirus en la ciudad y eso genere una alta demanda de los servicios de salud. De tomarse esta medida, tal como lo mencionó ayer el secretario de Salud de la Municipalidad, Leonardo Caruana, los pacientes serán debidamente informados.

La situación no sería nueva ya que es un mecanismo habitual en época invernal cuando los cuadros respiratorios, especialmente en niños y adultos mayores, se multiplican. Los hospitales públicos, sanatorios y clínicas privadas ya están trabajando en las estrategias que pondrían en marcha en el caso de que la atención tenga que ser masiva.

Hasta el cierre de esta edición no había personas con diagnóstico de coronavirus en Rosario ni en otra localidad del territorio provincial. Los comités epidemiológicos de todos los sectores están analizando hora a hora los pasos a seguir y tratando de anticiparse para estar preparados si la situación se torna crítica.

Liberar camas es algo que se hace habitualmente en tiempos de demanda elevada ya que en esos casos, por supuesto, se le da prioridad a las urgencias.

El presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, Roberto Villavicencio, mencionó que la reprogramación de cirugías es una herramienta que existe y que es un recurso lógico en una situación de crisis sanitaria, aunque evaluó que cuando se trata de cirugías menores, como las de pie, rodilla, quistes epidérmicos, en general pueden resolverse en 24 horas, “por lo que no representaría en principio un cambio sustancial en cuanto a la liberación de camas. De todos modos, el recurso es válido y habrá que ver la evolución de esta situación”.

Reuniones semanales

El presidente de la entidad dijo que en la Asociación de Clínicas y Sanatorios se están reuniendo en forma semanal para revisar y profundizar todas las medidas y recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación, de la provincia y del municipio, y que todos los integrantes están en contacto on line en forma permanente.

“En estos días hay mayor movimiento en cuanto a intercambio de información y análisis de la situación entre los prestadores de la salud privada, es cierto; uno mira lo que está ocurriendo en otros países y toma nota, es inevitable y necesaria esa observación”, dijo.

“Vemos que en Europa se ha tornado complejo y lo de Italia es un caso que genera alarma. Considero que acá, en Argentina, además de tomar las medidas de prevención hay que estar atentos a las barreras sanitarias terrestres, porque podemos cuidar mucho los aeropuertos y los barcos, pero tenemos fronteras terrestres por donde pueden ingresar personas con el virus”.

Villavicencio reconoció que aunque puede parecer extrema, “estoy de acuerdo con la medida de que se impongan penas por ley a quienes vienen de zonas de epidemia y no cumplen con la restricción social. Es tiempo de ser sumamente responsables. “Estamos trabajando en forma conjunta con Salud municipal y en el caso de ser necesario tenemos un acuerdo para compensar lo que sea necesario para dar respuestas a la población en una situación como la que puede presentarse. Además, ya nos estamos preparando para la época invernal. Esperamos que los ministerios adopten todas las medidas y que los individuos se tomen en serio las indicaciones, para evitar así que el nuevo virus circule de manera importante”, subrayó.

Lo que deben saber los pacientes con HIV

El jefe del servicio de Clínica Médica del Hospital Centenario, Sergio Lupo, remarcó ayer que “hasta la fecha no existen indicios de que las personas que conviven con el VIH corran un riesgo mayor a adquirir el covid-19 o a sufrir complicaciones más graves”.

Consultado por la preocupación que existe entre jóvenes y adultos con enfermedades crónicas o problemas inmunológicos, el especialista destacó que quienes conviven con el VIH “si toman los antirretrovirales en forma adecuada, tienen inmunidad conservada y el virus suprimido, entonces no presentan mayores riesgos que otros”.

Las dos vacunas que deben asegurarse tener aplicadas son las de la influenza (anual) y las de la neumonía (consultar con su médico si no la tienen o no recuerdan).

Pero si la persona “presenta fiebre, tos, dolor de garganta o dificultar para respirar y ha viajado a zonas con alta incidencia de coronavirus, que consulten urgente con su médico”, remarcó.

La misma advertencia es para los pacientes que hayan abandonado el tratamiento antirretroviral o lo estén tomando en forma irregular: “Ellos deben consultar en forma inmediata”, enfatizó.

Lupo agregó que es necesario tener en cuenta que a partir de los 65 años “tanto en las personas VIH positivos como negativos aumenta el riesgo a infectarse por el coronavirus y a padecer complicaciones severas, sobre todo si las personas presentan problemas cardiovasculares, respiratorios o renales crónicos y diabetes”.

El médico agregó que “los datos actuales indican que las embarazadas no tienen mayor morbilidad y no hay evidencia de transmisión perinatal del virus”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario