La ciudad

Pichincha: los problemas de convivencia llegan hoy al despacho de Fein

Los vecinos serán recibidos por la intendenta. Intentan lograr cambios en la zona, que se tornó compleja por la gran cantidad de bares y la incesante movida nocturna.

Jueves 14 de Febrero de 2019

Luego de las reiteradas denuncias y pedidos públicos, finalmente los vecinos de la zona de Pichincha podrán acercarle sus inconvenientes de manera directa a la intendenta Mónica Fein. El encuentro está pactado para esta tarde, se desarrollará en el Palacio de los Leones, y servirá para analizar en conjunto la problemática que azota a uno de los barrios con mayor crecimiento de la movida noctura en los últimos años.

Los habitantes de ese sector de la ciudad, protagonista de la transformación urbana junto al río, ya manifestaron en numerosas ocasiones su cansancio por los episodios derivados de la noche, los ruidos, los excesos, los trapitos, el tránsito y la proliferación de bares. Expusieron con crudos relatos, personales y colectivos, la necesidad de mejorar los controles para poder arribar a un escenario de mejor convivencia entre los vecinos de la zona y quienes disfrutan de la amplia oferta gastronómica.

Por el momento, los cruces y los cuestionamientos se imponen en choques dialécticos que todavía no han encontrado un canal de respuestas tranquilizador. Mientras tanto, las autoridades municipales multiplicaron la cantidad de agentes de control en la zona y ampliaron el horario de cobertura de los operativos (ver aparte).

"Le vamos a exponer todos los problemas que tenemos a diario. Queremos que sigan mejorando los controles y que se cumpla la normativa vigente. Así es muy difícil vivir, no podemos caminar por las veredas y tampoco podemos dormir nunca", remarcaron desde la agrupación Vecinos de Pichincha.

"Hay situaciones que se pasaron de la línea y perjudican a todos los vecinos. Por eso habría que analizar detenidamente si se otorgan nuevas habilitaciones. Por ahora, todo es muy conflictivo y pedimos que se evalúe con detenimiento", remarcaron desde la organización barrial.

Por su parte, la intendenta Fein se mostró abierta al diálogo: "Vamos a recibirlos, escucharlos y entre todos buscaremos soluciones en el corto y largo plazo para el barrio".

"Pichincha concentró, como pocos lugares, actividades que atraen a mucha gente y generan inconvenientes en el barrio. Estoy segura de que con diálogo podremos mejorar esa situación. Es un barrio potente, donde hay que combinar la actividad con la convivencia de los vecinos. Vamos a focalizar en esos aspectos", comentó la mandataria, en la previa de la reunión.

Con planteos

Esta oportunidad llega tras dos encuentros con los responsables de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana de la Municipalidad en los que se analizaron estas temáticas, pero los vecinos del barrio continuaron pidiendo una posibilidad de efectuar esta serie de planteos frente a la intendenta. Lo consideran un gesto político necesario.

En esas reuniones anteriores con los funcionarios municipales quedó expuesto que uno de los principales problemas es el tránsito en la zona, y la doble fila de taxis que se forma en algunas de las arterias más concurridas. En ese sentido, vale recordar que desde hace tres semanas se liberó un tramo de bulevar Oroño, y otro de Jujuy, entre Oroño y Alvear, para implementar una reserva de estacionamiento para los taxis. Esa idea sigue en práctica, y desde el lado del gobierno municipal están viendo con buenos ojos los resultados iniciales.

Según trascendió, en esos cónclaves también se habló sobre los ruidos molestos. En ese particular, la intención de los funcionarios estatales fue la de invitar y comprometer a los responsables de los locales gastronómicos para que sean parte de la posible respuesta. Este aspecto es sin dudas muy espinoso ya que reúne varios intereses contrapuestos, y sigue requiriendo una intervención de carácter integral.

En estas semanas de plena temporada veraniega, que generan un gran foco de atracción en el barrio, los responsables de garantizar el control en el sector definieron que los bares deben liberar un metro y medio de circulación para que la gente pueda movilizarse por las veredas. Y también se insistió para que se hagan cargo de los clientes que invaden las calles y se quedan charlando y tomando cervezas durante horas.

Estos agitados temas gobernarán la agenda del importante encuentro de hoy entre los vecinos del barrio Pichincha y la intendenta Fein.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});